sábado, 27 de agosto de 2011

Donde el Tuerto es Rey


En su columna de ayer (26-08-11), Juan Luis Font se lamenta que el partido patriota debe batallar la recta final de las elecciones en tres frentes: la alianza UNE-GANA, las “críticas” al pasado de Otto Pérez Molina y el candidato Manuel Baldizón.

De las "críticas" contra Pérez Molina dice Font “El segundo frente del Partido Patriota es menos convencional pero no más preocupante. Las críticas hacia su candidato arrecian, aunque son poco efectivas. En Guatemala, que Otto Pérez Molina sea un protagonista de la guerra y por tanto se le haga coresponsable de las atrocidades cometidas por el Ejército en ese período (hasta llamarle “genocida”) simplemente no hace mella en un electorado impertérrito. El video de una entrevista al escritor Frank Goldman sobre la presunta presencia de Pérez cerca de la escena del crimen de Gerardi o la aparición oportuna de un Wikileak para recordar que uno de los hermanos Mendoza fue parte del Patriota (todos temas abordados de forma pública en la campaña de 2007), no consiguen sino convencer a los convencidos.”

A los que lo hemos visto en los videos promocionales del PP no nos sorprende para nada que Font se preocupe por las “críticas” al candidato. Sin embargo, quien a estas alturas siga creyendo que Juan Luis es un periodista independiente necesita considerar lo siguiente:

1. No son "críticas" comunes y corrientes. Son acusaciones de crímenes de lesa humanidad y asesinato. Si el director de un medio es incapaz de diferenciar una crítica de una denuncia o acusación grave, pocas esperanzas tenemos de que los periodistas bajo su control puedan hacerlo.

2. ¿Las críticas son poco efectivas de acuerdo a quien?. El papel de un periodista en este caso no sería llegar a conclusiones sumarias, sino investigar las causas del efecto ¿Porqué estas denuncias graves, de las que se tienen indicios razonables de ser por lo menos plausibles no están teniendo impacto en la opinión pública? ¿Será porque el pasado de Pérez Molina es tabú en los medios guatemaltecos?¿Será porque ningún director de medios ha ordenado un proyecto investigativo que conteste las preguntas claves? ¿Acaso no le interesa a Font en lo absoluto saber si lo que se dice de Pérez Molina es remotamente cierto? ¡Estamos hablando nada más y nada menos del que probablemente sea el futuro presidente de la república! Al mencionar tangencialmente las “críticas” y casi inmediatamente después ningunearlas con un vulgar argumentum ad populum, Font pone en evidencia o que es incompetente, o que es deshonesto. Le quedará la libertad al amable lector de llegar a sus propias conclusiones.

3. Otto Pérez Molina fue protagonista del conflicto armado interno (no hubo "guerra"), y como oficial superior del ejército tuvo que haber sido corresponsable de más del 90% de las atrocidades. Esto es una verdad histórica que no da lugar a ambigüedades, sin embargo Font pretende torpemente mezclar el cebo con la manteca con otra falacia deshonesta (esta vez non sequitur) cuando sugiere que porque “el electorado” ignora los graves señalamientos que se le hacen a Pérez Molina, estos estos no son dignos de debatirse en los medios.

Es necesario recalcar que el electorado no ha tenido la oportunidad de conocer en detalle el pasado de Otto Pérez Molina para poder juzgar su idoneidad como candidato. También le recordamos al Sr. Font que él y todos los otros formadores de opinión que han callado sobre el pasado de Otto Pérez Molina son los responsables directos de que este electorado no sepa de un tema de relevancia nacional que debería ser motivo de intenso escrutinio. ¿Cómo explica Font que el escrutinio que existió para con Sandra Torres no exista para con Otto Pérez Molina?

4. Desde el punto de vista legal, la entrevista de Francisco Goldman no es nada más ni nada menos que una denuncia que en otros lados se tomaría muy en serio. Goldman tampoco se limita a señalar la presencia de Pérez Molina en la cantina (que Font pone en duda), sino habla también de la investigación de la ONU, las conversaciones telefónicas de Pérez Molina con uno de los Lima cuando supuestamente no se conocían, las inconsistencias y mentiras de Pérez Molina, etc, etc.

Una cosa es que los estándares periodísticos en Guatemala sean virtualmente inexistentes y que las leyes contra la difamación y la calumnia no se cumplan, pero otra muy distinta que Font ignore que en los EEUU este tipo de cosas se toman tan en serio que sería inconcebible suponer que Goldman pudiera poner en riesgo su carrera como escritor, reputación, libertad y seguridad personal por una calumnia.

Evidentemente, Font o no sabe o no quiere enterarse de la seriedad de la situación a la que se metió, porque ahora reconoce que ha visto ese video y que no ha cumplido ni con su responsabilidad profesional de entender la gravedad de la denuncia ni con su responsabilidad de comunicador social de difundirla. Es importantísimo señalar que si ese video lo pasara la televisión nacional, el ministerio público tendría la responsabilidad legal de actuar de oficio. Las preguntas para Font serían entonces obvias: si vio el video y comprendió la seriedad de las acusaciones, ¿por qué no hizo lo posible por difundirlo, discutirlo, confirmarlo o desmentirlo en Canal Antigua? ¿Ha hecho lo posible Font por contactar a Goldman para confirmar la veracidad de los señalamientos? ¿Ha hecho lo posible Font para pedir explicaciones a Otto Pérez Molina? En caso de que todo fueran inventos de Goldman, ¿No cree Font ya sea como bona fide comunicador social o como estratega del PP que lo procedente sería no solo denunciar a Goldman sino demandarlo por difamación? ¿Está enterado Font si existe algún tipo de denuncia por calumnia o difamación contra Goldman de parte de Pérez Molina?

Nos llama poderosamente la atención que Font haya evitado mencionar entre las “críticas” dos casos que él conoce perfectamente bien: el documental finlandés de 1982 donde Pérez Molina se incrimina a sí mismo (entrevistado por Allan Nairn y Jean-Marie Simon) en las acciones de tierra arrasada en el área Ixil y que lo coloca en el mismo lugar que cuatro hombres torturados y asesinados en Nebaj, y la denuncia que Allan Nairn hiciera años después en el semanario Newsweek sobre la responsabilidad de Pérez Molina en el asesinato del juez Elías Ogaldez.

Es necesario señalar que Font está familiarizado con el trabajo de Nairn y Simon. Evidencia fotográfica de los cuatro cadáveres de Nebaj aparece en “Guatemala Eterna Primavera, Eterna Tiranía” de Simon, libro cuya última edición contiene contribuciones editoriales de Font. El artículo de Nairn en The Nation ha sido del conocimiento de los directores de todos los medios por años. Incluso desde esta bitácora le hicimos llegar a Font en el 2007 un artículo donde denunciamos a Pérez Molina en base al artículo de Nairn.

Habiendo demostrado que Font sabía de estos dos casos, la pregunta que habrían de hacerle quienes aún creen que es periodista sería ¿porqué no mencionó estas dos graves denuncias que podrían afectar la imágen del que habría de ser presidente de la república?

Los patriotas por su parte también podrían preguntarle porque dejó el trabajo a medias: ¿Porqué no mencionó estos dos últimos casos para despacharlos inmediatamente después con falacias como hizo con los otros? ¿Será porque la evidencia en estos casos es mucho más contundente que la entrevista de Goldman? ¿Será porque Nairn ya declaró en España sobre lo que vió en Nebaj?

5. ¿La “aparición oportuna” de un wikileak? ¿Sugiere acaso Font que los señalamientos contra Otto Pérez Molina deben desecharse por tratarse nada más de una estratagema electorera? ¿Sugiere Font que Plaza Pública publicó el wikileak no porque considere que el pueblo de Guatemala tiene derecho a escrutar el pasado de Otto Pérez Molina sino porque es un frente mediático de su adversarios políticos? Juan Luis Font le debe a Plaza Pública por lo menos una explicación.

6. Los convencidos somos muy pocos porque gente como Juan Luis Font y medios como el Periódico impiden que se hable del pasado de Otto Pérez Molina. A pesar de eso, somos cada vez más. Como lo ilustrara perfectamente el columnista Carlos Figueroa Ibarra, una muy buena proporción de la gente que apoya a Otto Pérez Molina no sabe absolutamente nada de su pasado. Algo que dice mucho de nuestros "formadores de opinión", quienes todavía tienen el cinismo de preguntarse porqué el pueblo no se indigna ante lo que no sabe de Pérez Molina.

El que los señalamientos contra Pérez Molina sean del dominio público en todas partes menos en Guatemala debería ser motivo de vergüenza para los pseudo periodistas chapines.

13 comentarios:

Goathemala dijo...

Lo normal si te acusan de algo tan grave es querellarte contra en acusador.

Respecto a la situación de los medios de comunicación en Guatemala....qué decir para no abundar en el tema.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

De hecho según el mismo Martín Rodríguez P., elPeriodico había acordado publicar los cables que Plaza Pública fuera revelando. Luego del la publicación del cable que trata acerca de OPM y su relación con los Mendoza, la gente de elP decidió echarse para atrás. Esos mismos vínculos habrían de publicarse en un reportaje elaborado por Hilda Morales y el otro periodista, pero el mismo José Zamora lo impidió.

Pero lo de JL Font no debería extrañarnos puesto que de alguna manera debe financiar el estilo de vida que lleva. Un oficio decente, que regularmente es recompensado con un salario miserable, no sería suficiente para sostener a tres hijos estudiando en el J Verne y una esposa que jamás trabajará en su vida (y cuándo lo ha hecho una Paiz).

Anónimo dijo...

En esa foto el Font parece mr Bean.

http://louisamarinareynolds.blogspot.com/2011/08/la-empresa-acusada-de-sobornar-canela.html

Hop Hunapu dijo...

Amigo Goathemala, un placer verte de nuevo por aca. Exactamente el punto. Una acusación tan grave en cualquier otro país sería un escándalo que se acepta se denuncia con una querella o se acepta con el silencio. De nuestra parte, aunque supuestamente somos anónimos, estamos más que dispuestos a sostener nuestras críticas en cualquier corte. A pesar de que a estas alturas nuestra identidad es conocida por la gente que criticamos, dudamos muchísimo que alguien nos ponga una querella. Primero porque no nos estamos inventando nada y segundo porque lo que menos les interesa es que se rompa el silencio.

Anónimo,
A estas alturas es imposible para el Periódico ocultar sus compromisos con el PP. Pero insulta la inteligencia que Font y Zamora sigan pretendiendo ser periodistas fuera de Guatemala, donde tienen una imágen que no merecen para nada.

Anónimo dijo...

Me atrevería a vaticinar que Martín Rodríguez tiene los días contados en el Periódico...

Anónimo dijo...

http://www.wikileaks.org/cable/2005/02/05GUATEMALA294.html

Anónimo dijo...

Este es más valioso:

http://wikileaks.org/cable/2007/11/07GUATEMALA2271.html

Anónimo dijo...

Por si quedaban dudas de la parcialidad del periodico al PP, esto quedara para la posteridad:

http://www.elperiodico.com.gt/es/20110908/opinion/200589/

Anónimo dijo...

"...El Periodico was widely viewed as opposing
Otto Perez Molina's candidacy for President and it is not
surprising that they commissioned an investigative report to
look into possible misdeeds by Perez Molina. The fact that
the editors were not prepared to print an investigative
report that they found lacking in factual merit on the eve of
the election speaks well for the integrity of the paper.
Castaneda and Merida's claims that they were the object of
death threats are worrisome, if true, and the Ombudsman for
Human Rights has agreed to investigate their case.
Derham"

No entiendo pq hacen referencia a este "wikileak" para demostrar la parcialidad de eP al PP. ¿Acaso no leyeron bien el documento?

No soy partidario de eP y mucho menos del PP, pero creo que muchos de ustedes se dejan llevar por un fanatismo ciego que no les permite ni siquiera leer bien un documento.

Hop Hunahpu dijo...

Fanatismo ciego hacia què?

Por su puesto que si leimos esa parte amigo anonimo, pero tenemos razones para creer que la embajada tambien le va al PP. Como Perez Molina ha sido un agente de los EEUU, dificilmente la embajada se va a prestar a hacerlo caer. Ahora bien, el articulo en general critica el estado del periodismo en Guatemala, tal y como lo hemos hecho en esta bitacora por años. En eso estamos de acuerdo con el diplomàtico que escribiò la nota. En cuanto al reportaje censurado, la evidencia que hemos visto apunta a que los editores tenian otras razones para evitar su publicacion. El argumento de la mala calidad de la investigacion es simplemente dado por cierto por la embajada. Sin embargo, el diplomàtico en ningùn momento cuestiona la validez de las razones dadas, por lo tanto el "cumplido" que le hace a EP debe considerarse nulo.

Anónimo dijo...

Por supuesto que Font tiene intereses muy bien cimentados en el Partido Patriota. Su suegro es nada mas y nada menos que Julio Ligorrría (se casó recientemente con la mamá de su esposa María Olga Paiz)

Anónimo dijo...

ElPeriodico y el Coche Ligorría han estado emparentados desde siempre. JR Zamora y Ligorría son íntimos amigos, cercanos los dos a Pérez Molina y el Sindicato.
El emparentamiento de Font con Ligorría solo viene a reforzar esos vínculos.

Pirata Cojo dijo...

No salió mi comentario anterior, decía que salvo honrosas excepciones, los periodistas de mi Guatemalita están vendidos al mejor postor, eso incluye a sus anunciantes, imaginate, ley mordaza para no criticar a la banca y ¡ay de aquél que con ciega locura ataque a las telefónicas! sus mayores anunciantes. Hay algunas plumas interesantes, en el mismo Periódico varias. ¿Supiste lo de Margarita Carrera? la iban a echar de Pl por una columna en contra del mano tiesa, cosas veredes Hop amigo...