viernes, 25 de septiembre de 2009

A la Derecha... a la Izquierda... Golpistas a la M...



El golpe de estado en Honduras ha sido una buena oportunidad para ilustrar las diferencias entre el trigo y la cizaña mediática.

Los dos o tres pelones que nos visitan saben que los blancos predilectos de nuestras críticas son los medios de comunicacón comerciales que se ganan la vida vendiéndoles anuncios a quien se los puedan comprar.

Pero esta vez no hablaremos del daño que le hacen a la sociedad, a la democracia y al mundo, sino de las fuentes que utilizamos para mantenernos enterados de lo que en realidad sucede. Lamentablemente, muy pocas de estas fuentes ofrecen noticias en español. Esperamos que el compartirlas ayude a explicar a nuestros visitantes que es precisamente por la extremadamente limitada disponibilidad de noticias confiables en español que algunos lectores consideran nuestros puntos de vista tan fuera de lo común.

Invitamos a los que puedan a que visiten estos sitios. Les prometemos que mientras más se leen , menos se cree en los vendedores de anuncios convencionales.

1) The Real News

2) The Narco News Bulletin

3) Democracy Now!

4) Consortium News

5) Information Clearing House

6) Al Jazeera

7) Counterpunch

8) American News Project

9) The Huffington Post Investigative Fund

10) Alternet

11) Venezuelanalysis

12) Red Voltaire

14) The News Dissector

martes, 15 de septiembre de 2009

Productos Colombianos (no tradicionales) de Exportación

Paramilitares colombianos en Honduras

No puede ser menos que irónico
que el país probablemente más culto de América Latina y que le diera al mundo el genio de Gabriel García Márquez sea también la sociedad más violenta de la región. Tiene que ser una contradicción macondiana el que la nación que habla el idioma de Cervantes mejor que ninguna otra haya también acuñado al narcotraficante moderno y a los sicarios motorizados y de a pié.

Pero las joyas colombianas de exportación no terminan ahí. Reporta el periódico ultra conservador “El Tiempo” que ex combatientes “con experiencia en conflictos armados” de las fuerzas paramilitares que recién fueron desmovilizadas, están siendo reclutadas para prestar “servicios especiales de seguridad” ¡en Honduras!

De acuerdo a la información disponible, los paramilitares estarían protegiendo plantaciones de palma africana y caña de la “violencia generada por el golpe de estado”. La presencia de los mercenarios colombianos ha sido denunciada por organizaciones políticas y civiles en Honduras.

No cabe duda que los empresarios hondureños que patrocinaron el golpe saben perfectamente lo que están haciendo. Los paramilitares colombianos son lo suficientemente sanguinarios para hacer parecer a los mareros centroamericanos como niños de primera comunión. Los baños de sangre -con motosierra y todo- son nada más cuestión de tiempo. Tal parece que Micheletti y sus aliados están dispuestos a cualquier cosa para tratar de impedir que se muevan las agujas del reloj.

jueves, 3 de septiembre de 2009

Yes We Can ... If We Want

Mal paga el diablo a quien le sirve.
Al fín de las cansadas, la administración Obama respaldó la casaca con hechos concretos.

Después de alargados cálculos y deliberaciones - y el tiempo suficiente para que Micheletti les pueda contar algún día a sus nietos que fue "presidente"- la gran potencia del norte llegó a la conclusión que un gobierno ilegítimo en Honduras le resulta contraproducente. A diferencia del USS Honduras, donde las élites impúdicamente hacen alarde de su atraso, miopía y falta de sentido común, la región no dejó lugar a dudas que tiene expectativas más altas. No es necesario ser experto en relaciones internacionales para comprender era cuestión de días para que el hedor de una posición abiertamente hipócrita -we support democracy in Afghanistan and Iraq but not in Honduras- llegara al ventilador y complicara aún más el realpolitik de los EEUU en la región.

Cualquiera que tenga la más mínima noción de cómo funciona la relación entre los EEUU y los países pequeños y débiles como Honduras entenderá que es imposible que los golpistas hondureños hubieran movido un dedo sin la bendición de los gringos. El atraso es tan profundo, que las élites de Honduras piensan y actúan como si estuvieran en los años 80, y Ronald Reagan fuera el presidente de los EEUU.

Todo apunta a que sí existió apoyo gringo al golpe, pero no necesariamente al más alto nivel; algo que habría sido imposible de saber para los militares hondureños cuando se considera que en el pasado, cualquier funcionario menor se sentía con el derecho natural a decidir el destino de una república bananera. Por lo menos en ese sentido las acciones de la administración Obama da motivos para pensar que las cosas han mejorado y que esta vez los cowboys subestimaron al negro.

La declaración del Departamento de Estado de los EEUU no deja lugar a dudas que el principio del fin de la era Micheletti ha sido formalmente certificado. La administración Obama no sólamente canceló la mayor parte de la ayuda sin la que el régimen de facto no se puede sostener, sino que llamó al golpe de estado por su nombre, dejando claro que no reconocerá al ganador de las elecciones en noviembre. Esperaremos ansiosos la reacción de el Periódico y Prensa Libre.