jueves, 8 de octubre de 2009

Algo es Algo...

La certeza de la autodestrucción ha forzado una inédita convergencia de intereses.

Esta semana pudimos presenciar algo sin precedentes en la historia de Guatemala: la unificación de criterios de la gente con voz para lograr un objetivo común que es inconfundiblemente decente. El rechazo coordinado de los columnistas de opinión a la elección de vulgares delincuentes comunes como magistrados a la Corte Suprema de Justicia es un halo de esperanza en un país que es considerado por muchos un estado fallido.

La inédita cooperación entre personas que normalmente se dedican a promover sus intereses sectoriales en perjuicio del bien común podría explicarse en que a lo mejor las cosas no habían estado lo suficientemente malas. Quizás fue necesario tocar fondo para poder entender la gravedad de la situación y darse cuenta que sin una cantidad mínima de decencia es imposible salir de la crisis.

En los países desarrollados es perfectamente normal el escrutar el pasado de los candidatos a puestos de elección. No es suficiente con que el candidato no tenga récord criminal, también debe tener buena reputación y sobresalir en algo. Si 9 de cada 10 candidatos guatemaltecos jamás serían considerados idóneos para aspirar a puestos de elección o a magistraturas elevadas en otros países, resulta prepóstera la actitud de los candidatos a magistrado que argüían que “se estaba violando su presunción de inocencia”. ¡Como si los estuvieran metiendo al bote!

Ojalá que el precedente de los aspirantes a magistrados de la Corte Suprema de Justicia sirva para escrutar de ahora en adelante el pasado de todos los candidatos a puestos de elección.

El simbolismo de la acción de los columnistas es sin lugar a dudas enorme. Se demostró no solamente el inmenso poder de la unidad, sino que cuando se quiere se puede derrotar a los señores de Xibalbá...

No nos hacemos ilusiones esperando que las cosas se vayan a componer de la noche a la mañana. Sin embargo, reconocemos y celebramos el primer paso. Cae de su peso que debamos preguntarnos ahora cómo exactamente se eligió a los actuales magistrados de la Corte de Constitucionalidad y de la Corte Suprema de Justicia...

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me extraña que un crítico de la prensa comercial salga ahora aplaudiendo la actitud servil y complaciente de sus columnistas. Ah, todos los columnistas unidos para defender la patria de la legión del mal. Buenos vrs. Malos.

En los países desarrollados qué? Usemos el ejemplo de los USA, se te ha olvidado que quién eligió realmente a G. Bush Jr como presidente? Solo se me ocurre comentarlo.

Una elección a estos niveles es eminentemente p-o-l-í-t-i-c-a, y sus consecuencias y acontecimientos que le rodean lo son tanto o más aún. Todos los candidatos a magistrados han representado y representan intereses diversos, y sus hojas de vida son bastante similares; en algunos de los casos son mucho más oscuras que las de los señalados sistemáticamente por esa prensa que hasta hace unos días vos criticabas. .

El simbolismo de la acción de los columnistas (todos ordenaditos en fila india, y salvo honrosas excepciones todos mostrando de qué material están hechos) solo mostró el inmenso poder de los dueños del país, y su reticencia a mover un centímetro las cosas en este país. Y menos aún por una mujerzuela "comunista", resentida y, lo peor, sin clase.

Injusticia? Es que no existía antes?

Ps. Enorme contribución la de los columnistas, sobre todo considerando que fueron la vanguardia opositora al proyecto de alfabetización del "oscuro, malévolo y fantasmagórico" (juar, juar, juar) gobierno de Portillo. No cabe duda que merecen este tipo de homenajes.

Hop Hunapu dijo...

Anónimo,

Los colunmistas que normalmente consideramos dignos de respeto los podemos contar con los dedos de una mano. Pero eso no quiere decir que colectivamente no sean capaces de hacer algo bueno. De hecho, hasta una mala persona puede hacer cosas buenas de vez en cuando.

Creo que dejamos bastante claro que no nos hacemos ilusiones sobre la realidad del país. Sin embargo, no se puede negar que el negarle la entrada a la CSJ a delincuentes comunes ya es algo. Y como dijimos en el título: algo es algo. Sinceramente, dudamos muchísimo que la iniciativa haya salido de "los dueños del país".

La gran ironía del show de la "injusticia" que hicieron los columnistas, es que muchos de ellos trabajan para los grupos paralelos que quisieron meterle gol a la sociedad con el nombramiento de sus allegados.

Y estamos totalmente de acuerdo con que la injusticia siempre ha existido (Como que hasta ahora se hubieran dado cuenta). Por eso sugerimos que se averigue de qué manera se eligió a los magistrados actuales.

Tato dijo...

Quintus:

Esto es cabal lo que yo te decía, y como vemos no soy solo yo el que lo nota. Porqué no escrutás también el pasado de dichos "columnistas" de opinión como se haría en cualquier país civilizado? O porqué no escrutár el pasado de las personas que unificaban criterios por un objetivo común? O me vas a decir que te conmovió Carlos Zuñiga (Agro - Cacif) cuando hizo plantón junto a Hellen Mack refiriendose a él mismo como a "Nosotros, el Pueblo de Guatemala"?

Me decías que mejor te señalara posts donde yo crea que hay contradicciones tuyas, y el asunto este de tu relación cordial con periodistas de los medios a los que criticás. Talvez yo no me expreso bien, pero la mayoría de gente entiende lo que yo te quiero decir, menos vos.

Te lo digo solo por shute que soy, y porque cada vez te parecés más - en tu posición de indio, crítico y comunicador - a indigenas como Estuardo Zapeta y porque me llama la atención cómo se forman esas redes y cómo van jalando a la gente a sus circulos de afinidad ideológica, que le tiran el calzón por allá, que le soban la leva por acá, etc. Y en especial cómo se va manipulando la opinión publica de la clase mayoritarimente dominante con la simple sección cultural de los diarios de Guatemala. Cómo se lee ese romanticismo reaccionario hasta en los poemas y en la relación de las "tradiciones guatemaltecas", etc.

Y bueno, como no se entiende lo que yo digo y como no se oye padre (Saludo a Velorio) y como ya me importa un culo la politica guatemalteca y su famosito concepto imaginario de "estado de derecho" y de "estado fallido" y en especial ese montón de columnistas que son los responsables de que en este pais se admitan en la opinión publica, cuanto abuso se pueda cometer, mejor me callo.

Exitos igual,

Patojo Shute dijo...

Saludos QVINTVS

Atentamente,

Patojo Shute.