miércoles, 30 de enero de 2008

Dennos Primero Lógica


En este país arrevesado y patas arriba
Donde a la lógica se la tragó la historia
Nos piden que perdonemos y que olvidemos…

Y sí perdonamos…
Pero dennos primero lógica
Queremos saber a quien hay que perdonar.
Antes de perdonar…

Arrepiéntanse y pidan perdón…
Pero dennos primero lógica
Queremos escucharlos…
Antes de perdonar…

No nos pidan que olvidemos, por favor…
Dennos primero lógica
Porque nunca olvidaremos
Antes de perdonar…

Es que viera seño, aquí no es como allá…
Aquí las víctimas son culpables
Y los culpables son libres
Las que no mueren de balas
Fallecen de silencio

Aquí no es como allá…
Aquí los policías son ladrones
Y los ladrones son policías
Y la lógica se muere
De editorialitis o silencio

Aquí no es como allá…
Aquí las plumas matan
Más que las metralletas
En este país arrevesado y patas arriba
Donde a la lógica se la tragó la historia

Fotografía propiedad de Revista Domingo, Prensa Libre, 1993

sábado, 26 de enero de 2008

¡Gol contra el medioambiente!

Por Marta Pilón

El 11 de Enero, tres días antes del cambio, el presidente Berger emitió el decreto 33-2008 que enmienda el acuerdo 431-2007, Reglamento de Evaluación, Control y Seguimiento Ambiental.
Las enmiendas son buenas, su espíritu es corregir, aclarar y mejorar la ley. Pero ésta no. Ésta fue un gol sucio, un golpe bajo. Como lo mencioné en mi artículo anterior, suspende el derecho de expresión de opinión pública, de información a la comunidad local sobre proyectos por desarrollarse, y deja a discreción del interesado consultar o no a los ciudadanos.

Adicionalmente, baja las categorías de los estudios de impacto ambiental, y algunos los refiere a instancias municipales, entes no técnicos, lo que propiciará corrupción y daño ambiental.

El derecho de oír la opinión de la sociedad que será afectada, de que sea informada veraz y correctamente, de buscar consenso para que el proyecto se desarrolle con mutuo beneficio y paz, es norma establecida internacionalmente, desde que se iniciaron las evaluaciones de impacto ambiental hace 30 años. Naciones Unidas preparó un tratado especial para países en vías de desarrollo, que usamos como base con Noé Ventura, para el primer “Instructivo para las evaluaciones de impacto ambiental” en l987, que incluyó la opinión de la comunidad.

Cierto que en los últimos años las consultas populares se manipularon malignamente por grupos interesados, lo que creó graves problemas; también, que el decreto 431-2007 exigía enmiendas, pero no desvirtuarlo y, en consecuencia, violar el derecho constitucional de expresión popular y entregar la soberanía ambiental al sector empresarial.

La derogatoria en el 2006, para favorecer a amigos, del acuerdo 907-1989, que prohibía el transporte nocturno de la madera, y ahora este nuevo intento de golazo demuestran intereses particulares que prevalecen sobre la protección ambiental. Pero no todo está perdido —usando la retórica futbolística—, el juez de línea levantó su banderilla, y marca que ese gol está fuera de lugar. Ese juez es nada menos que el ambientalismo de Guatemala, que trabaja por un desarrollo respetuoso y benéfico para todos.

Por lo tanto, señor presidente Colom, dentro del reajuste institucional, solicitamos la inmediata derogatoria del acuerdo 33-2008; del acuerdo 235-2006, que liberó el transporte nocturno de la madera, y la enmienda correcta del acuerdo 431-2007.

martapilon@intelnet.net.gt

sábado, 19 de enero de 2008

El Enchoropopamiento Continúa

La palabra “enchoropopar” es un chapinismo que aún no ha tenido la buena fortuna de llegar al diccionario de la RAE. Para los que no la conocen, basta decir que es un símil muy vulgar, con una fuerte connotación machista utilizado en cualquiera de sus tiempos y conjugaciones para describir una situación incómoda para el sujeto que la vive. Decir, por ejemplo, “la justicia española seguirá enchoropopando a Ríos Montt” sería un uso apropiado del término, especialmente ahora que el Juez Pedraz ha decidido hacer a un lado a la “justicia” guatemalteca mientras continúa la persecución penal de los genocidas chapines.

El auto del Juez Pedraz no es sino una certificación de incompetencia para el sistema judicial guatemalteco. Si los magistrados de la CC creyeron que se las sabían todas, las acciones del juez Pedraz les hará darse cuenta que el tiró les salió por la culata de una manera nunca antes vista. Eso porque como bien lo señaló el presidente de la Asociación de Derechos Humanos de España, Manuel Ollé, “es una resolución inédita en el ámbito del derecho internacional. Nunca jamás se había acordado una medida que tienda a evitar la impunidad”. Y es que el auto no solamente desconoce la competencia de las cortes guatemaltecas, sino que pinta a los magistrados de la CC como criminalmente incompetentes en el mejor de los casos, o como cómplices en el peor. La justicia española infiere –correctamente a nuestro juicio- que las cortes guatemaltecas no solo son incapaces de hacer justicia, sino que no tienen empacho en parcializarse por los defendidos.

Pero la cosa no termina en la descalificación vergonzosa de las cortes chapinas. Basándose en los principios del derecho universal, el auto del Juez Pedraz faculta a las cortes de los países vecinos para que puedan tomar declaraciones de víctimas y testigos de cargo. Este “pequeño detalle” implica que tanto víctimas como testigos podrán aportar pruebas de cargo en los tribunales de otros países sin miedo de que los intimiden o los maten. Mejor aún, los trámites ocurrirían sin la negligencia ni la incompetencia por las que las cortes guatemaltecas son famosas. La CC nunca se imaginó tampoco que al fallar contra derecho los más perjudicados serían sus defendidos, ya que su situación jurídica se complica enormemente al haber perdido la oportunidad de presentar pruebas de descargo.

El auto del Juez Pedraz habrá de trascender considerablemente en la historia de Guatemala. Increíblemente, de los cuatro periódicos más influyentes del país únicamente La Hora discutió la importancia del auto en su justa dimensión. Prensa Libre en cambio, publicó la noticia en primera plana pero al revés, sugiriendo que Pedraz se daba por vencido cuando en realidad era todo lo contrario. Esa curiosa habilidad de interpretar las noticias al revés fue imitada por el Periódico pero muy lejos de la portada. El pasquín ideológico de menor circulación por su parte, tuvo la decencia de no publicar nada. Es de hacer notar que los tres últimos medios se abstuvieron de discutir el impacto de la noticia en sus respectivos editoriales.

Por si quedaban dudas de lo acertado que fue descalificar al sistema legal guatemalteco por las abominaciones jurídicas de la CC, aquellas se habrán despejado después de la burda manipulación de la información de parte de los medios del status quo.
Si la manera en que reportaron (o se abstuvieron de comentar)los periódicos una noticia tan trascendental pudiera utilizarse como prueba de lo comprometidos que están con los autores intelectuales del genocidio, se podría concluir rápidamente que son en sí mismos parte del problema que la justicia española tan acertadamente identificó. Mientras tanto, Ríos Montt, Lucas García, Chupina, Guevara y Mejía Víctores están cada vez más cerca de un enchoropopamiento completo.


martes, 15 de enero de 2008

Esperanza

Fotografía cortesía de Noël Lee

Enero en nuestra parte del mundo es sinónimo de renovación. Este enero chapín además de traer consigo un nuevo año también nos trae un nuevo gobierno y la esperanza bisiesta que siempre lo acompaña. De la misma manera que ocurre en cada ocasión e independientemente de si se justifican las expectativas o no, debemos alimentar la esperanza que las cosas pueden cambiar en Guatemala. Aunque sea por higiene mental. La vida sin planes, sueños, ideales y utopías no es tal. Morimos en el mismísimo instante en que nos convencemos a nosotros mismos que no vale la pena luchar por lo que queremos o cuando aceptamos que el destino nos derrotó. De ahí que para H&I el ponernos los anteojos verdes las veces que sea necesario es simplemente cuestión de vida o muerte.

El día de hoy la esperanza se alimenta a lo grande. Es demasiado temprano para hacer predicciones sobre su salud para los próximos cuatro años, pero ese precisamente no es el punto. Hoy es el día en que la esperanza come y bebe como muy pocas veces. Y es necesario decirlo hoy, porque ya tendremos tiempo para descorazonarnos otro día. A pesar de todo y quizás por efecto de los anteojos verdes, las pocas señales que se han visto apuntan a las probabilidades de que nuestra verde planta sea de verdad robusta esta vez. Amén.

En el inicio de nuestro cuarto año en la blogósfera aprovechamos la oportunidad para saludar a nuestros lectores. Tanto a los que nos siguen y comentan regularmente, como a los que nos visitan esporádicamente, a los que nos siguen en silencio y en secreto, a los que tienen miedo de comentar y hasta a los que nos monitorean. Que el 2008 sea el año oficial de la esperanza para Guatemala.

viernes, 11 de enero de 2008

Contando Hamburguesas (Producto Interno Para Brutos)

Para el Premio Nóbel, el PIB es un indicador imperfecto que “Premia a los gobiernos únicamente si muestran crecimiento en el consumo de cosas materiales. Quien mejore la calidad de vida de la población en formas que no incluya el consumo de las cosas materiales contabilizado en el cálculo del PIB será blanco de críticas”



La ciencia llamada estadística nos dice que si Charakotel se come dos hamburguesas y Pirata Cojo ninguna, en promedio se comieron una cada uno. Lo anterior es 100% correcto ¿pero refleja la realidad? Si lo que nos interesa es contabilizar el número de hamburguesas vendidas sí, pero si lo que queremos medir es el hambre de los comensales la respuesta es no. Esta característica de las variables estadísticas de prestarse a interpretaciones arbitrarias hace que sean deliberadamente utilizadas para mentir. No fue por nada que alguien dijo una vez que existían tres tipos de mentiras: mentiritas, mentirotas y estadísticas.

Desde que se empezó a medir el performance de las economías del mundo, el Producto Interno Bruto (PIB) ha sido el parámetro preferido de aquellos que miden el desarrollo de un país en términos de dólares. En el caso de Guatemala, por ejemplo, la Wikipedia estima el PIB per cápita en $4,155 al año. Si quisiéramos darle la interpretación que le dan los economistas convencionales a este dato diríamos entonces que la persona promedio gasta una cantidad aproximada de Q2,700 al mes en bienes de consumo, y que una familia típica de 5 miembros tiene un ingreso mensual de Q13,400.

Todos sabemos que la realidad es muy diferente. El Instituto Nacional de Estadística (INE), estima que el 66 % de guatemaltecos vive debajo de una muy arbitraria línea de pobreza de Q6,600 por persona al año. Utilizando la media aritmética que a los economistas convencionales tanto les gusta usar, se tendría que la misma familia dentro del grupo de pobreza y pobreza extrema tendría ingresos de Q2,500 al mes, o sea más del 500% fuera de contacto con el promedio teórico.

La inexactitud del PIB para describir el grado de bienestar social de un país pudo haberse demostrado más fácilmente al hacer una comparación que el guatemalteco promedio detesta: Guatemala y Cuba, países con extensiones geográficas, poblaciones y PIB per capita similares. En teoría, los dos países deberían de presentar niveles comparables de desarrollo humano. En la práctica, de acuerdo al Indice de Desarrollo Humano de la ONU, Cuba está muy por encima de Guatemala en todos los parámetros. ¿A qué se debe tanta diferencia? ¿Será que no todas las actividades económicas de Cuba se incorporan al cálculo por ser “gratis”?, ¿Será que el PIB no se distribuye razonablemente dentro de la población guatemalteca? ¿O será una combinación de las dos cosas?

El simple hecho de comparar a Guatemala con Cuba tiende a producir reacciones hepáticas que a menudo incluyen pataleos, tics nerviosos, espuma en la boca, ladridos y fuertes deseos de morder. Cuando se señala que en Cuba no se ven niños en los basureros, y que tienen indicadores de salud y educación de primer mundo, el típico ultra-anticomunista chapín empieza inmediatamente a hablar de una “libertad” que no tiene precio, que únicamente existe en su mente, y que –irónicamente- no se agrega al cálculo del PIB. En abierto desafío a la lógica, el chapín promedio aún tiene la ventaja de que la suya es la posición del status quo, el que históricamente ha tenido una capacidad impresionante para hacer de los estados mentales de negación un arte. Cualquier comparación con Cuba se descalifica ipso facto con la excusa de motivaciones ideológicas del proponente.

Pero los defensores del status quo ya no tendrán la facilidad de descalificar automáticamente la “opinión” de su paisanos “izquierdistas”. Recientemente, el Presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, encomendó al Premio Nóbel de Economía y ex economista en jefe del Banco Mundial Joseph Stiglitz la conducción de un estudio destinado a encontrar maneras más exactas de medir la prosperidad de un pueblo por medio de parámetros económicos que permitieran la inclusión de la calidad de vida como factor real.

Para el Premio Nóbel, el PIB es un indicador imperfecto que “Premia a los gobiernos únicamente si muestran crecimiento en el consumo de cosas materiales. Quien mejore la calidad de vida de la población en formas que no incluyan el consumo de las cosas materiales contabilizado en el cálculo del PIB será blanco de críticas”. Esta afirmación de Stiglitz se valida cuando se consideran las críticas constantes a los países como Cuba, Venezuela y Bolivia cuyas políticas sociales se salen de las teorías económicas convencionales. Uno de los argumentos más fuertes del Premio Nóbel para la búsqueda de medidas más exactas de prosperidad es el caso de los EEUU, donde a pesar de haber habido un crecimiento sostenido del PIB por décadas, la brecha entre ricos y pobres crece a pasos agigantados mientras la clase media ve sus números reducidos cada vez más, tal y como lo demuestra la aclamada documental Sicko de Michael Moore. Critica también Stiglitz el uso del PIB por no tomar en cuenta la degradación ambiental ni la depredación de los recursos naturales.

El impacto de las acciones de Stiglitz en el mundo será enorme. De la noche a la mañana países como los EEUU sufrirán un marcado descenso en todos los rankings. Se reconocerá oficialmente a países como Cuba como más desarrollados, y a países como Guatemala como más atrasados. Una apreciación mucho más exacta de la realidad donde quedará claro que los $4,155 per cápita no se podrán asociar a ingresos familiares mensuales de Q13,500 sino a la cantidad de dinero que las off-shore de firmas como Pollo Campero y Cementos Progreso manejan en el Caribe y que empresas como Gold Corp invierte en los bancos del Canadá.

En la antesala de una nueva era, debemos considerar positivos los cambios que están por venir porque habrán de hacer más difícil para las élites utilizar los parámetros falaces con que han justificado la explotación desalmada del pueblo. Si pudiéramos proponer, le pediríamos al nuevo gobierno que al nada más salir se adopten las nuevas reglas para que los mismos de siempre ya no tengan excusas para venir a cobrarnos la hamburguesa que supuestamente se comió el Pirata Cojo.

sábado, 5 de enero de 2008

Así Nos Vemos de Lejos


Photo: John Lehmann/GLOBE AND MAIL

Lo ideal habría sido empezar el año con una nota positiva, pero así como van las cosas, ni los mismos fundadores de Guateámala tendrían algo bueno que escribir. En los pocos días que van del año hemos tenido ya muestras de lo que está por venir: racionamientos de electricidad, encarecimiento del petróleo, y Prensa Libre recordándole al gobierno que está por tomar posesión quienes de verdad son los que mandan en Guatemala. Eso mientras se razga las vestiduras despotricando contra Hugo Chávez por haber tenido la temeridad de sugerir que Guatemala no era un lugar seguro.

Contrario a lo que se pudiera pensar no somos pesimistas. Nada más estamos conscientes que no podemos llegar muy lejos cuando ni siquiera sabemos donde estamos. Y como la proximidad es a veces una desventaja cuando queremos ubicarnos, conviene de vez en cuando ver las cosas con la perspectiva de la distancia, y vernos desde lejos con los ojos de otros. Este extenso reportaje Anatomy of a shootout, por Gary Mason (que incluye un video y galería de fotos) fueron publicados el día de hoy por el periódico canadiense The Globe and Mail. Así nos vemos desde lejos.