sábado, 19 de enero de 2008

El Enchoropopamiento Continúa

La palabra “enchoropopar” es un chapinismo que aún no ha tenido la buena fortuna de llegar al diccionario de la RAE. Para los que no la conocen, basta decir que es un símil muy vulgar, con una fuerte connotación machista utilizado en cualquiera de sus tiempos y conjugaciones para describir una situación incómoda para el sujeto que la vive. Decir, por ejemplo, “la justicia española seguirá enchoropopando a Ríos Montt” sería un uso apropiado del término, especialmente ahora que el Juez Pedraz ha decidido hacer a un lado a la “justicia” guatemalteca mientras continúa la persecución penal de los genocidas chapines.

El auto del Juez Pedraz no es sino una certificación de incompetencia para el sistema judicial guatemalteco. Si los magistrados de la CC creyeron que se las sabían todas, las acciones del juez Pedraz les hará darse cuenta que el tiró les salió por la culata de una manera nunca antes vista. Eso porque como bien lo señaló el presidente de la Asociación de Derechos Humanos de España, Manuel Ollé, “es una resolución inédita en el ámbito del derecho internacional. Nunca jamás se había acordado una medida que tienda a evitar la impunidad”. Y es que el auto no solamente desconoce la competencia de las cortes guatemaltecas, sino que pinta a los magistrados de la CC como criminalmente incompetentes en el mejor de los casos, o como cómplices en el peor. La justicia española infiere –correctamente a nuestro juicio- que las cortes guatemaltecas no solo son incapaces de hacer justicia, sino que no tienen empacho en parcializarse por los defendidos.

Pero la cosa no termina en la descalificación vergonzosa de las cortes chapinas. Basándose en los principios del derecho universal, el auto del Juez Pedraz faculta a las cortes de los países vecinos para que puedan tomar declaraciones de víctimas y testigos de cargo. Este “pequeño detalle” implica que tanto víctimas como testigos podrán aportar pruebas de cargo en los tribunales de otros países sin miedo de que los intimiden o los maten. Mejor aún, los trámites ocurrirían sin la negligencia ni la incompetencia por las que las cortes guatemaltecas son famosas. La CC nunca se imaginó tampoco que al fallar contra derecho los más perjudicados serían sus defendidos, ya que su situación jurídica se complica enormemente al haber perdido la oportunidad de presentar pruebas de descargo.

El auto del Juez Pedraz habrá de trascender considerablemente en la historia de Guatemala. Increíblemente, de los cuatro periódicos más influyentes del país únicamente La Hora discutió la importancia del auto en su justa dimensión. Prensa Libre en cambio, publicó la noticia en primera plana pero al revés, sugiriendo que Pedraz se daba por vencido cuando en realidad era todo lo contrario. Esa curiosa habilidad de interpretar las noticias al revés fue imitada por el Periódico pero muy lejos de la portada. El pasquín ideológico de menor circulación por su parte, tuvo la decencia de no publicar nada. Es de hacer notar que los tres últimos medios se abstuvieron de discutir el impacto de la noticia en sus respectivos editoriales.

Por si quedaban dudas de lo acertado que fue descalificar al sistema legal guatemalteco por las abominaciones jurídicas de la CC, aquellas se habrán despejado después de la burda manipulación de la información de parte de los medios del status quo.
Si la manera en que reportaron (o se abstuvieron de comentar)los periódicos una noticia tan trascendental pudiera utilizarse como prueba de lo comprometidos que están con los autores intelectuales del genocidio, se podría concluir rápidamente que son en sí mismos parte del problema que la justicia española tan acertadamente identificó. Mientras tanto, Ríos Montt, Lucas García, Chupina, Guevara y Mejía Víctores están cada vez más cerca de un enchoropopamiento completo.


6 comentarios:

Anónimo dijo...

Paradójicamente, Maldonado Aguirre, uno de los firmantes, opinaba totalmente distinto en el 2001. Como académico defendía la evolución de la justicia y la amplia garantía a los derechos de las personas. Pueden ver su anterior postura en
http://www.juridicas.unam.mx/publica/librev/rev/dconstla/cont/2001/pr/pr17.pdf

Hop dijo...

No creo que sea tan paradójicamente. Dicen las malas lenguas que lo chantajearon por clavos en los que su hijo andaba metido...el haber fallado como lo hizo es completamente inconsistente con su trayectoria. Y si esos tipos son capaces de intimidar al pleno de la CC... se justifica aún mas el auto de Pedraz..

jcab dijo...

Es curioso el enfoque que le dio Prensa Libre al tema, completamente opuesto a la realidad. De igual forma creo que esto es bueno y malo, malo en cuanto a lo obvio, desprestigia y averguenza al país el verse desprovisto de autoridad en un caso que es suyo y bueno porque se abre una nueva vía para que se siga exigiendo la justicia contra esos asesinos de su propia gente y algunas víctimas y testigos lo hagan de forma mas segura como mencionás.

Si algún día extraditan a Rios Montt... ¿cómo darán la noticia algunos medios?

Saludos

EDS dijo...

Personalmente prefiero pasar por esa vergüenza y desprestigio internacional que menciona JCAB, toda la ignomina posible la soportaría en este sentido, toda vez esto sirva para que en Guatemala cambien las cosas.

Pero sinceramente no me siento avergonzado sino optimista, debido a que esta Guatemala que se ve desde afuera, no es mi Guatemala ni la de muchos, sino es la de un pequeño grupúsculo, que perderá fuerza poco a poco.

Excelente post. Muchas gracias.

PROSÓDICA dijo...

Bueno aquí sí has tocado mi campo. MMmmmmmm comparto en parte lo que decis muy valientemente, pero en mi opinión la cosa es mucho más compleja. Habría que leer el expediente en la CC para saber que fué lo que paso y no dejarnos llevar únicamente por el lado social de los eventos. Muchas veces se cometen injusticias muy grandes a toda luz, pero lastimosamente legalmente no se puede hacer nada más al respecto. Las razones de esto último varían, van desde el hecho de que la ley no logra ir al ritmo de la evolución de toda sociedad hasta, por ejemplo, que dentro de la misma ley encuentre el culpable una salida. Creo que es una posibilidad que la CC no haya tenido los medios legales (hablando estrictamente de leyes y sistemas jurídicos) para fallar distinto. Claro, eso no justifica que a la larga esté bien resuelto desde el ámbito meramente de jusitica, pero tal vez si desde la normativa legal vigente en nuestro país.
Muchas veces nos topamos con que la ley fuera de ser la salida, es el lazo.
Creo que fue muy valiente el Juez Pedraz en su fallo. No es así nomas que te tirás a desacreditar al máximo tribunal de una Nación de forma pública. Muy probable, espero yo, tenga sus fundamentos, en cuyo caso yo lo aplaudo y estuvo bien hecho.
A ver que pasa, no?.

Interesante Post amigo,
Saludos

Roberto Lone dijo...

La sed de justicia obviamente no puede ser dada por los hombres, ésto se demuestra por siglos: los intereses mezquinos y el hecho que las personas se acomodan al ambiente y a lo que les conviene, no les permite tener la moral para hacer justicia.

El caso Rios Montt es uno de ellos...lamentable tenerlo de diputado. Pero quizás del desprestigio y el escándalo comiencen a cambiar las cosas.

Yo tengo fe en Dios, por lo tanto se lo que El me dice, y toda injusticia humana es señal que no existe equivocación en Dios. Me alegro mucho cuando lo que El nos dice se hace o ha hecho realidad, por lo mismo, no hay de que temer.