jueves, 6 de septiembre de 2007

El Sucesor de Ríos Montt


Como balde de agua fría nos cayó la última encuesta de Prensa Libre que proyecta el triunfo de Otto Pérez Molina en las próximas elecciones. Un pueblo ignorante y sin memoria se acerca peligrosamente al matadero de nuevo gracias a la indolencia, cobardía y mediocridad de los que podrían evitarlo.
Hace poco más de 12 años, el condecorado periodista norteamericano Allan Nairn denunció la conexión entre la CIA y el Ejército de Guatemala en un artículo publicado en The Nation en 1995. El artículo se sustentaba en las investigaciones de Nairn relacionadas al caso de Jennifer Harbury y Everardo (Efraín Bámaca). En su momento, el artículo desnudó la política exterior común de demócratas y republicanos hacia Guatemala, provocando un escándalo que hizo que muchas cabezas rodaran. Eso porque el caso paradigmático de Bámaca no solo documentó lo que todo el mundo sabía de los crímenes cometidos por los militares en Guatemala –el autor material- sino evidenció que la justificación, el entrenamiento, los métodos de tortura, el financiamiento y la protección para los asesinos vinieron directamente de los USA –el autor intelectual-
Desgraciadamente, del artículo de Nairnsus consecuencias en EEUU poco o nada se supo en Guatemala. Lo más probable es que aunque se hubiera sabido, poquísimos habrían estado en la posición de entender la magnitud de su importancia no digamos dispuestos a aprovechar la ocasión para redefinir la política de relaciones internacionales del estado y depurar el ejército. Pero tanto desde un punto de vista histórico como legal, el artículo de Nairn es un documento tan valioso como el informe REHMI y el reporte de la CEH; constituye el eslabón perdido en la cadena de culpabilidad del holocausto guatemalteco. Muy pocos han de saber también que gracias a Nairn los gringos finalmente abandonaron al ejército a su suerte y los forzaron a negociar la “paz” con la guerrilla, algo que era considerado tabú en ese entonces dentro del ejército. A pesar de que los “acuerdos de paz” han sido un total fiasco, no es poco lo que debe agradecérsele al valiente periodista norteamericano.
Pero el que no se conozcan los descubrimientos de Nairn en Guatemala, no quiere decir que hayan dejado de ser relevantes, particularmente de cara a las elecciones en las que Otto Pérez Molina tiene posibilidades reales de ganar. Eso simplemente porque Nairn señala directamente a Otto Pérez Molina de estar en la planilla de la CIA:
“At least three of the recent G-2 chiefs have been paid by the C.I.A., according to U.S. and Guatemalan intelligence sources. One of them, Gen. Edgar Godoy Gaitan, a former army Chief of Staff, has been accused in court by the victim's family of being one of the prime "intellectual authors" of the 1990 murder of the noted Guatemalan anthropologist Myrna Mack Chang [see Victor Perera, "Where Is Justice in Guatemala?" May 24, 1993].
Another, Col. Otto Perez Molina, who now runs the Presidential General Staff and oversees the Archivo, was in charge in 1994, when, according to the Archbishop's human rights office, there was evidence of General Staff involvement in the assassination of Judge Edgar Ramiro Elias Ogaldez.
The third, Gen. Francisco Ortega Menaldo, who now works in Washington as general staff director at the Pentagon-backed Inter-American Defense Board, was G-2chief in the late 1980s during a series of assassinations of students, peasants and human rights activists.”
“Por lo menos tres de los últimos jefes de la G-2 han recibido dinero de la CIA, de acuerdo a fuentes de inteligencia de EEUU y Guatemala. Uno de ellos, el general Edgar Godoy Gaitán, un ex jefe del Estado Mayor de la Defensa, ha sido acusado en las cortes de ser uno de los principales “autores intelectuales” del asesinato de la antropóloga guatemalteca Myrna Mack Chang (ver Victor Perera, “Donde Está la Justicia en Guatemala?”, 24 de mayo de 1993).
Otro, el coronel Otto Pérez Molina, quien ahora dirige el Estado Mayor Presidencial, y el Archivo estuvo a cargo (de la G-2) en 1994 cuando de acuerdo a la oficina de Derechos Humanos del Arzobispado, hubo evidencia de la participación de miembros del Estado Mayor Presidencial en el asesinato del juez Edgar Ramiro Elías Ogáldez.
El tercero, general Franciso Ortega Menaldo, quien ahora trabaja en Washington como director del Consejo Interamericano de Defensa, una entidad apoyada por el pentágono, fue jefe de la G-2 a finales de los 80´s durante una serie de asesinatos de estudiantes, campesinos y activistad de los derechos humanos”
(El artículo completo en inglés se encuentra aquí.)
Para poder entender la gravedad del caso es necesario saber que una acusación como la que hace Nairn no puede tomarse a la ligera. Los estándares periodísticos bajo los que el artículo se escribió (algo virtualmente desconocido en Guatemala) confieren a la pieza de Nairn un valor equivalente a una confesión en un caso criminal. Si Nairn dice que Pérez Molina trabajó o trabaja para la CIA es porque le fue confirmado por lo menos por dos fuentes independientes. La admisión de culpa se completa con el hecho de que ninguna entidad de gobierno gringa desmintió la veracidad del artículo.
Estamos conscientes que una denuncia como la aquí presentada en la práctica no tiene relevancia. Nos duele en lo más profundo saber que pocos comprenden la seriedad de la situación, y de esos a menos todavía les importa. Pero aún desde nuestra posición de impotencia tenemos opciones. Elegimos no callar. Para que no se pueda decir que nadie dijo nada. En unos cuantos días la amenaza del retorno al pasado se les hará evidente a los que por muchos años eligieron callar. Como resultado de esa pasividad el país se polarizará aún más y no es nada remoto que mucha gente muera como consecuencia de un enfrentamiento que debió haberse dado hace mucho tiempo en los medios y en los tribunales, pero que ahora por la irresponsabilidad de muchos se va a dar en las calles.
Las consecuencias del ya inevitable enfrentamiento no se van a limitar a zafarranchos electorales, se harán mucho más palpables en cuatro años más de envenenamiento de un ambiente de por sí fétido, cuatro años más de confrontación y si gana Pérez Molina, un inminente regreso al pasado y la consecuente consolidación de la impunidad. Por mucho que quiera distanciarse de él, Pérez Molina no es en nada diferente a Ríos Montt. Tiene las manos manchadas con la misma sangre.

Fotografía: Cortesía de James Rodríguez / www.mimundo.org

10 comentarios:

Oswaldo J. Hernández dijo...

El contraste Aloque-Glauco, excreta una encomiable incertidumbre.

Necesario pero fútil. La memoriaresentimientomanodura y ectómorfocetrinojananosinesperanza en equilibrio.

ale dijo...

¿Cuántos muertos más necesita Guate para despertarse? Aparentemente más de doscientas mil personas murieron en vano. El horror no fue suficiente.

Comparto con ustedes esa oscura perspectiva del futuro. No es difícil de imaginar, sólo hay que recordar un poco. Un poco.

Agradezco que no callen.
Desde Kin.

Chris Warfield dijo...

Gracias por exponer esto. Yo comenzé a denunciar o al menos expresar mi pensamiento sobre la nueva "mano dura", la campaña patriota, sus estrategias, lo que significa todo el "combo" completo y solo coseché amenazas, algunas estupidas, algunas gruesas, por eso admiro tu valentía y además comparto lo expuesto en la entrada.
Saludos

Roberto Iza dijo...

Recuerdos

Anónimo dijo...

Quintus:

Puede que Ríos no necesite de heredero!!!!!! Recuérdese que todavía esta vivo y aunque siga más loco y desquiciado, sigue siendo una amenaza para el país….. perdone mi francés pero este hijo de puta me repugna tanto y me da asco pensar que pueda ser presidente del congreso nuevamente. Normalmente no deseo mal a nadie, pero si le diera un infarto o alguien cobrando venganza se lo echara, yo diría que merecido lo tiene.

Ya por mucho tiempo se ha dicho que la UNE tiene arreglos bajo la mesa con el FRG…. Lea lo que dice el peladero de el periódico….. muy preocupante que la UNE que ya suma y debe tres campañas haga pactos hasta con satanás con tal de quedar!!!!

Entre un chafa como Pérez y un testaferro-socio como la UNE con el FRG y la UCN ………….. ¿Quién es la opción menos mala para la segunda vuelta? Yo se que mi candidato (Suger) no pasa a segunda…….. pero como sea, se mira un futuro negro. Que lastima que no exista gente de la sociedad civil más comprometida con la política y exista un relevo entre los criminales armados del pasado (guerrilla y ejercito) junto a los politiqueros, demagogos y funcionarios tratando de perpetuar si status quo.

http://www.elperiodico.com.gt/es/20070909/14/43464/

salu2
LFP

Ps. En el transcurso de la semana le mando fotos de una traidas en minifalda de un rali del PP…. Yo no había caído en por que decían que solo faldas había enseñado y con unos días que me tome para ir a la finca de un cuate en suchi.. me di cuenta….. así como para que no subiera en las encuestas.

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Quintus dijo...

La gran paradoja de la "mano dura" es que la razón por la que supuestamente se necesita es precisamente por la mano dura con la que el ejército implementó la cultura de la impunidad (¿cómo no van a a sentirse a sus anchas los criminales cuando hay tanto militar señalado de cometer crímenes mucho más serios caminando libres por las calles?).

Aclaro de nuevo, oponerse a Pérez Molina no significa automáticamente apoyar a Colom. Lamentablemente, la realidad es que en la segunda vuelta esas nada más van a ser las opciones. Con todo y las acusaciones que pesan contra ambos, los cargos contra Pérez Molina son muchísimo más serios.

Pirata Cojo dijo...

No puedo evitar ser parcial en este tema, a ese asesino lo vamos a juzgar algún día y como vos bien aclarás, tampoco apoyo a Colom, lástima que su tío no está con nosotros, le hubiera enseñado a no cometer tantos errores, además de unas clasecitas de conciencia social.

Goathemala dijo...

Por lo que he leído en la web de Otto Pérez Molina, su partido es fascismo y con poco maquillaje además.

La Filistea dijo...

Esa imagen está impactante.
La verdad acerca de Pérez Molina, yo no sé mucho, creo que el señor ha sido como dice Goathemala, bien claro en lo que dice acerca del gobierno basado en la violencia que pretende erigir, aunque por ahora se esté agarrando de las caras tatuadas de los pandilleros.

Ojo mucho ojo.