viernes, 18 de agosto de 2006

Pasividad Criminal (La Vida no Vale Nada en Guate)

Como era de esperarse, después del último camionetazo todo el mundo puso el grito en el cielo. De todos lados llovieron las acusaciones: irresponsabilidad, inexperiencia del piloto, corrupción en la concesión de la licencia y mal diseño de las rampas de seguridad -entre otras-. Pero en nuestro afán de señalar lo obvio, somos totalmente incapaces de entender la verdadera causa del problema: La vida no vale nada en Guatemala.

Decir que la vida no vale nada en Guatemala podría sonar a hipérbole y quizás hasta chistoso sino fuera porque es completamente cierto. De hecho es el problema más serio que tenemos, ya que prácticamente toda la problematica del país se basa sobre el mismo cimiento: una cultura de irrespeto total a la vida.

El último camionetazo es nada más un ejemplo de la gravedad del problema. Si nos fijamos detenidamente, nos daremos cuenta que la causa del accidente en cuestión es exactamente la misma que hace que alguien mate por un celular, o que un brocha entre y salga de la ventana de un microbús en movimiento, o que los pasajeros decidan colgarse de la escalera de una camioneta, o que la curvas de Chichicastenango no hayan sido reemplazadas por puentes, o que los crímenes de la guerra interna permanezcan impunes. Todo lo anterior y muchísimo más es posible simplemente porque la vida no vale nada en Guatemala.

Colectivamente hemos de tener algún desperfecto mental que nos haga totalmente incapaces de poner nuestras prioridades en orden. ¿Somos acaso un país de imbéciles? ¿Tan poco valoramos nuestras propias vidas que voluntariamente las ponemos en manos de choferes inexpertos, incompetentes, borrachos y/o temerarios?¿Cómo es posible que eso suceda todos los días y no hagamos nada al respecto? ¿Qué clase de animal cree que un celular vale más que la vida de una persona? ¿Tan poca cosa es la vida de un brocha o del pasajero suicida que juega a diario con la muerte? ¿Valen acaso más un par de puentes que los cientos de vidas humanas perdidas en las curvas de Chichicastenango?¿Tan poco valen las vidas de 200,000 personas que sus muertes aún no han sido esclarecidas? ¿Cuándo fué que perdimos la noción fundamental de que la vida es lo más preciado que existe? ¿Cuándo empezamos a llamar "accidente" y "desastre natural" a sucesos 100% previsibles? ¿Tanto nos cuesta entender que el 99% de las muertes prematuras en Guatemala son prevenibles?

No cabe la menor duda que tantísimos años de abuso nos han calado, al punto que consideramos la cultura de la muerte en que vivimos completamente normal . Décadas de opresión nos han transformado en una sociedad enferma y pusilánime (cuando no violenta) que ha perdido totalmente la capacidad de indignarse. Previsiblemente, nuestra pasividad criminal colectiva nos ha llevado a la vorágine del estado fallido que hoy es Guatemala

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno Rey, a mi me llama la atención que mencionés mucho a los "brochas", que yo no le digo brochas sino ayudantes. Lamentablemente yo no me he podido dar el gusto de andar en un charril propio, y mis viajes en camioneta continuan. Como usuario excesivo del transporte publico te digo que los ayudantes de camioneta son unos grandes tipos, el 99.9%. Son patojos bien respetuosos y aunque han crecido en ambientes extremos, son corteces y educados y no viene al caso pero de ellos he aprendido yo a "chulear" a las patojas.

Hay un fenomeno, y ese 0.1% de ayudantes que son unos salvajes, son quizá a los que más duro les ha tocado en la vida y así se la rifan también. El fenomeno es vivir en la mierda.

Bueno, yo mencionaba esto porque la mayor cantidad de infracciones a las leyes de transito las encuentro (haciendo de 6 a 12 viajes diarios en camioneta y como peaton) en los carros más de lujo y en taxistas. Cosa que tampoco viene al caso pero se me hace muy justo incluir a todos esos, dentro del salvajismo, que tienen el privilegio de que EMETRA no los va a chingar nunca.

Y con lo del valor de la vida, pues sí, eso es y no sé como poner lo que vos escribiste en una torre para que todos lo lean. En vez de esa mierda de árbol Gallo debieran poner tu post para que todos lo lean y de regalo para Berger lo deberiamos de empacar a una suscripción a "Nuestro Diario", el brazo amarillista de Prensa Libre para que entienda un poquito lo que nos toca vivir a la mayoría (en el caso estupido en el que yo creo que a él le interesa).

Fijáte Rey que yo conozco gente que conoce gente que mata por Q.65.00 biyuyos. Yo me siento la mayor parte del tiempo como un fantasma, y nunca pienso en mi futuro y nunca me lo imagino y sí me puedo imaginar muriendo joven, interrumpiendo una existencia asi abruptamente.

Pero no soy sólo yo y la vida se devaluó con el exceso de muertes, en Guatemala. Ya no podés ni contar los muertos, entonces es algo que lo borra el subconciente.

Y total, yo no sé... yo sólo sé que leí lo que vos pusistes y que mañana mismo, y cada día de la semana andaré bretando en las calles con un maletin atravezado en la espalda, caminando donde me siento seguro, encomendandome al colochón y al llegar a mi chante sólo cerraré la puerta en el silencio y en breve le diré al colochón que alivie a los que ya no estan, a los que se fueron, esperando que la vida vuelva a valer un poco más que el tipo de cambio con el dolar.

Morir, la muerte en Guatemala es como una "puñetada" en otro lugar. Borrar, callar, con argumentos, con inteligencia es costosísimo, es lo opuesto a la realidad.

Ni modo. Buena onda Rey.

Quicheleño dijo...

No fué mi intención cuestionar las acciones de los ayudantes. Lo que considero inaceptable es que una sociedad entera permita que un ser humano tenga que poner su vida en peligro todos los días para ganarse el pan. En nuestra torcida realidad, es más importante para los empresarios del transporte público el hacerse de unos cuantos centavos más que implementar un sistema de cobros que no ponga en peligro vidas humanas. O dicho de otra manera, el que una persona necesite tanto el trabajo que esté dispuesta a poner su vida en peligro por unos cuantos quetzales.
Mi punto es que independientemente de cuánto ahorren los empresarios del transporte con sus sistema actual, o de cuánto pueda ganar un ayudante al día, una vida humana vale muchísimo más que eso.

charakotel dijo...

En Guatemala, como en cualquier sociedad miserable con aspiraciones colectivas de ser un día una sociedad de consumo, la vida pareciera no tener valor, pero sí un precio. El discurso predominante es: "Tu vida es una mierda si no consumís... El esfuerzo individual es la receta mágica para salir de donde estás y para tener lo que tiene la gente de éxito, como nosotros" Y es que para poder consumir hay que contar con los recursos precisos, así, no te extrañe que a uno le quiebren el culo por un celular o por mucho menos. Esta idea colectiva de tener y consumir sin importar el ser, se reproduce a todo nivel, desde los islotes chic de la ignara oligarquía al inmenso oceano depauperado donde sobrevive la desnutrida masa.
Es triste remitir la vida humana a la lógica del Mercado, pero mientras esto continue consolidándose no nos extrañe ver cosas peores en el mediano plazo. Ojalá pudiéramos darnos cuenta que estamos dejando una herencia de mierda (peor aún: de muerte) a las futuras generaciones, a nuestros hijos y a sus hijos...

SR dijo...

"el fenómeno es vivir en la mierda"...
el "busazo" es una tragedia más en la lista de cotidianas tragedias en la vida del guatemalteco. El escándalo radica, como apunta muy bien el quicheleño en la indolencia e indiferencia en la que nos hemos sumido todos los chapines, comenzando desde el sr. presidente hasta el obrero que se encomienda a Dios cuando sale o regresa a su casa, no digamos el que roba o mata por un celular. En esa sociedad muerta de hambre no es extraño que alguien mate por cualquier cosa, en fin, se roba, se mata para sobrevivir ese día, igualito que el animal que tiene que cazar en la selva para satisfacer sus necesidades más urgentes.
el "consumo luego existo" es un denominador común de casi todas las sociedades actuales diría yo, triste pero cierto que la lógica del mercado se haya inmiscuido en nuestras más pequeñas e inocuas actitudes diarias. En la desigualdad aberrante de nuestro país el consumismo no saltaría tanto a la vista si no fuera porque ahí la diferencia está en el comer o no comer ese día.
"Tener o ser" como escribió Erich Fromm....

La Filistea dijo...

Quicheleño.
Es cierto tenemos un "realidad torcida", algunas veces me acuso culpable me hago la 'pendeja' para ya no pensar el porque estoy en donde estoy , teniendo tantos sueños en Guatemala y luchando por ellos y por lo mismo de "la vida no vale nada" tuve que emigrar a un pais desconocido que me brindo su apoyo y su ciudado y el mío se hizo el 'muerto' cuando pedí ayuda.

Pero siempre que entro a esta página, vuelvo como a poner los pies sobre la tierra y pienso lo triste que viven muchos paisanos y familiares cercanos en Guatemala, donde se trata de sobrevivir .


La indiferencia como dice S.R parece que nos ha tatuado la frente y no nos hemos salvado ninguno.

Leyendo un l ibro sobre sociología el autor decía los grandes pasos que ha dado la humanidad han nacido de la idea de una sola persona y luego le han seguido dos o tres mas hasta que se forma un equipo los suficientemente grande y preciso para pelear por ese cambio.

Algun día tendremos uno en Guate???

Quicheleño dijo...

Gracias a todos por sus comentarios. Charakotel y SR, muy interesante la conexión entre el consumismo y la situación nacional, especialmente la manera en que aquel se ha vuelto sinónimo de supervivencia (si quiero ser alguien tengo que tener un celular a cualquier costo, incluso al de una vida humana). De ahí que podría decirse que en Guatemala una vida vale menos que un celular, el sueldo diario de un ayudante o un puente de 2km. Que tristeza...

Filistea, bievenida. Fijate que no hace mucho estaba pensando precisamente en lo que mencionabas: si todas las ideas (que dan lugar a movimientos)tienen que venir de algún lado, por necesidad tienen entonces que venir de una persona en particular. Porque es imposible que dos personas piensen exactamente lo mismo, incluso si dos personas piensan parecido, una de las dos tiene que hacer la propuesta primero. De ahí que no pierda la esperanza de que los liderazgos que tanto necesitamos se desarrollen y consoliden en la internet, el medio idóneo para el intercambio de ideas (algo necesario para conocer personas con ideas afines). Eso sí, tenemos que estar dispuestos a cambiar la mentalidad de liderear sí pero seguir jamás. También creo que tenemos la ventaja de tener documentada la historia perfecta de como no hacer las cosas. Como nunca nada ha funcionado en Guatemala debería ser relativamente fácil aprender de tantos errores ¿No creen? (de paso, si analizamos detenidamente las razones por las que prácticamente todos los movimientos sociales y políticos han fracasado en Guatemala, nos sorprendería darnos cuenta de lo obvio de las causas... pero ese ya es otro tema...)

Saludos

SR dijo...

pues no perdamos la esperanza amigo quicheleño de llegar a tener algún día otro tipo de líderes.
si te decidís, ahí avisás :-)

Pirata Cojo dijo...

Ayer, un grupo armado irrumpió en una sala de billar, asesinando a 7 hombres y una mujer, en Ciudad Quetzal, la señora que nos ayuda en la casa vive ahí, dice que cerca de su casita, ya se fueron 4 familias porque les están exigiendo el famoso impuesto, ayer veía un reportaje sobre las CPR en Guatevisión, pregunto yo, ¿Cuántos guatemaltecos vivimos ajenos a estas realidades?, en nuestros cómodos hogares, con comida caliente y un montón de etcs. parafraseando a Galeano ¿Será sordo dios?, ¿Quién ayuda a los sin quien?

Pirata Cojo dijo...

Te envié un correo hace 2 días, respecto al libro, contame qué onda.

LA Samayoa dijo...

Simplemente, No es ese el caso!
El tema de la privatización del agua es uno que esta completamente dominado por las ideologías izquierdistas. Muchas veces la gente cree que el agua es un derecho por ser de vital importancia a la sobre vivencia humana y no es una comodidad que debe de ser comercializada: “El agua es vida y la vida no tiene precio.” Actualmente, 1.1 billones de personas carecen acceso a agua limpia y segura. Esta es una cifra que no ha cambiado en muchas décadas, y las consecuencias las pagan los pobres, no los políticos ni los activistas que pegan alaridos al oír la mención de la privatización de este sector. Ellos alegan que si le damos el derecho al sector privado de participar en el tratamiento y distribución de agua los precios incrementaran substancialmente y mucha gente no podrá pagar el servicio. Como usualmente es el caso, la realidad es muy distinta. La gente que actualmente no tiene acceso a la red de distribución tiene que comprar el agua de algún tercero que no estará dispuesto a venderla sino es a un precio mayor que su propio costo. Esto es exactamente lo que pasa en muchos lugares del mundo hoy en dia. Por ejemplo, en Tegucigalpa la gente que no esta conectada a la red paga entre 16 y 34 veces más que la gente que si tiene conexión. En Lima la gente paga16 veces más. En Guayaquil 20. En algunas partes de África como Nouakchott la gente tiene que pagar hasta 100 veces más. El incremento en el precio del agua no es el único costo asociado con la compra de un tercero. Tambien tenemos que tomar en cuenta el tiempo que se pierde en ir a traer y regresar el agua a casa, y la posible contaminación que termina en la enfermedad de algún miembro de la familia, sino es que todos son afectados. Usualmente son los hijos mas jovenes a quienes les toca hacer el largo viaje, y el tiempo que esto les demora es tiempo que podrian usar para educarse, o dedicarse a producir de otra manera. Esto todo a causa de que la gente que si tiene agua no quiere que se privatice el sector y ellos encontrarse con la posibilidad de que incrementen el costo del servicio que del igual actualmente se quejan.
Antes de abrir la boca y alegar averigüemos si lo que creemos que esta pasando verdaderamente es lo que ocurre. Actualmente, la gente más pobre paga el precio más alto por agua que con suerte no esta contaminada. Dado el caso que se nos ocurra la horrorosa idea de privatizar el servicio de agua potable, de ninguna manera causara que el precio incremente un 1600%, lo cual significa que los más necesitados tendrán más recursos a su disposición.

Quintus dijo...

L.A., Había visto gente fuera de tema con anterioridad, pero nunca nadie como vos...

Anónimo dijo...

De qué carajos habla este tipo Samayoa?????

Anónimo dijo...

Soy el verdadero anónimo y no el primero que escribió, que pretende hacernos pensar que "bretea" diariamente partiéndose el lomo y tomando 12 camionetas fantasmas que tal vez existirán en su imaginación de nene con ganas de ser socialmente responsable viviendo como el egoísta más grande.
Soy anónimo porque a mí no deberían leerme y no voy a dignificar a un brocha, claro, ayudante también, pero ayudante de esos asesinos a sueldo, corruptos e irrespetuosos no sólo de los modales sino de las vidas propias y ajenas /propias porque han de tener unas 7 para no morirse y sólo matar al gentío que tiran en barrancos o que entregan en manos de asaltantes/.
No vengan a decirme a mí, el real pueblo, que los choferes y brochas son ángeles caídos del cielo, o que soy un idiota por subirme a una burra. Si no me subo, no llego a mi trabajo y si no llego a partirme el culo no me pagan, si no me pagan no puedo comer, no sobrevive mi familia y no puedo continuar metido en el vicio del que algún día espero salir.
No soy estúpido, ignorante o ciego a la realidad. Esa es mi realidad y no encuentro la salida, estoy desesperado y mis lujos no los comprenden porque critican el que coma tortillas con sal pero siempre una Coca Cola cuando dan las 12pm y puedo bajarme del techo que estamos fundiendo.
No me juzguen, no me describan, si realmente quieren criticar la cantidad de pasos que doy, su dirección y lo espaciado que los hago, primero pónganse en mis zapatos y traten de llegar a un destino. No me imaginen, no quieran ser yo mientras continúan satisfaciendo los gustitos que se dan cada día.
Me avergüenzo de sus vidas, sus mentes y la forma en que utilizan oportunidades. ¿Quien busca encuentra?

Quintus dijo...

Anónimo, esta es una crítica implacable hacia una sociedad que se caracteriza por justificar su pusilanimidad enteramente sobre su condición de víctima.
Mientras sigamos considerándonos víctimas vamos a seguir teniendo victimarios. Sin embargo, en el mismo momento en que dejemos de considerarnos víctimas vamos a dejar de serlo. En ese mismo momento también vamos a ser hombres y mujeres libres.

La situación actual existe en parte por los abusos a que hemos sido sometidos y en parte a nuestros atávicos conformismo, mediocridad, pusilanimidad y falta de huevos (nos incluye a todos).
Aunque es totalmente cierto que mientras menos oportunidades haya tenido una persona menos responsabilidad tiene de la complacencia colectiva (al punto que un muy buen porcentaje queda exento de culpa), lo cierto es que en estos días la persona que es víctima de la realidad actual también vota, toma decisiones, elije quedarse con los brazos cruzados, etc. Vos, por ejemplo, que sabés leer, deberías preguntarte si sos parte del problema o parte de la solución con tus acciones diarias. Cuando hayás hecho eso empezá entonces a avergonzarte de las vidas de otros.

Anónimo dijo...

Porque lo hice me avergüenzo y esa vergüenza me convierte en parte importante de mi solución personal, ya sea por resentimiento, por motivación e inspiración en la historia muy particular porque tal vez no he tenido tiempo para preocuparme por la vida de otros cuando soy parte fundamental de los otros. Ojalá que muchos deseos individuales de sobrevivir se conviertan en conjunto en un esfuerzo por desarrollarnos. Podría ser el primer paso.

Gerardo Echegaray dijo...

las cosas o situaciones son terribles por todo lado yo como peruano se mejor de todas esas cosas

el problema mas que todo la mala organizacion ya que por lo mismo que la economia nos es enriquesedora y tambien por otros motivos uno se forma irresponsablemente es mas ya no hay nisiquiera el respeto social

hojala todas esas cosas puedan solucionarse ,lo ve realmente bien difisil

Pirata Cojo dijo...

Revivo este tema por la tragedia del viernes recien pasado 29/02/08 van 52 muertos, pìloto sin licencia, bus sobrecargado y con seguro vencido, coctel de irresponsabilidades, al dueño de esa línea "cubanita" lo debieran entambar por el resto de su vida.