jueves, 27 de julio de 2006

Libertad de Expresión: La Necesidad de Un Nuevo Paradigma

Si el monopolio de bienes y servicios comunes y corrientes es nocivo a la sociedad, el monopolio sobre los medios de comunicación es una amenaza directa a la democracia. Y si a la apestosa figura del monopolio de los medios se agregan los conflictos de intereses de los periodistas y la prostitución de la prensa, el resultado es un nauseabundo brebaje que únicamente puede conducir a un estado fallido.

Trascendió recientemente que el dueño de todos los canales de televisión de Guatemala, el magnate mexicano Angel González, visitó el país para entrevistarse con el Presidente Berger y con los que aspiran a sustituirlo. Llama poderosamente la atención que el monopolio que el Sr. González ejerce sobre los medios televisivos les resulte obsceno hasta a los que han defendido a muerte el sistema feudal de privilegios de Guatemala. De ahí que no haya sido sorpresa que la prensa escrita se rasgara las vestiduras y señalara con el dedo al temerario intruso, acusándolo de corromper aún más el de por sí necrótico sistema político guatemalteco.

No son pocos los que consideran que González es quien quita y pone presidentes en Guatemala. Aún cuando lo anterior no debe tomarse a la ligera, tampoco podría afirmarse que sea cien por ciento cierto. Pero la probabilidad de que sea total o parcialmente cierto debería de ponerle los pelos de punta a cualquiera, particularmente a los que creemos que construir una nueva nación es posible. Y es que el caso de los negocios de González ilustra perfectamente no sólamente el problema de los monopolios en Guatemala, sino lo que está fundamentalmente mal con los medios de comunicación en el mundo: el gran conflicto entre la libertad de expresión y la libertad de empresa, la prostitución de la prensa ante grupos de interés, y los efectos nefastos de los monopolios mediáticos, particularmente en sociedades subdesarrolladas.

Del conflicto entre la libertad de expresión y la libertad de empresa puede decirse que es el defecto de nacimiento de las sociedades democráticas. Y es que por muy imparcial que sea un periodista, consciente o inconscientemente habrá de sentirse en deuda con el que firma los cheques de su salario. Lo anterior es particularmente cierto en un país como Guatemala, donde el patrón ha sido tradicionalmente el amo y señor de sus empleados.

La prostitución de la prensa es el efecto más nefasto del conflicto entre la libertad de expresión y la libertad de empresa, y es en sí misma otro mal que avanza con total impunidad no solo en Guatemala sino en el mundo entero. El problema ocurre cuando los medios se alejan de su función de espectadores y se convierten en actores al servicio de grupos de interés, sean estos locales, regionales o globales. Los reporteros “incrustados” en Irak y los periodistas golpistas venezolanos son buenos ejemplos. Al avanzar sus intereses en perjuicio del resto de la sociedad, los medios comenten un abuso de poder que a menudo resulta en inestabilidad política e ingobernabilidad, algo que para la gente de a pié se traduce simplemente en sufrimiento. El problema es serio porque la prensa es -para todos los efectos prácticos-, intocable. A diferencia de los otros poderes del estado, la prensa no tiene pesos ni contrapesos más que el criterio de los dueños, seres humanos que como todo el mundo, también tienen lealtades, preferencias e intereses claramente definidos. En teoría, la tremenda latitud que la prensa tiene para operar habría de balancearse con altísimos estándares éticos, pero todos sabemos que son muy pocos los medios en el mundo que satisfacen ese criterio. En la realidad cotidiana, los grupos de interés han aprendido que la manera más efectiva de avanzar sus agendas es involucrándose en el negocio de los medios.

Parece mentira, pero en pleno siglo XXI, el monopolio es aún la norma de las actividades comerciales guatemaltecas. La cultura monopolística de privilegios es la regla para el comercio de artículos que van desde el cemento al pollo, pasando por la cerveza y las franquicias. Es sumamente vergonzoso que las leyes comerciales guatemaltecas glorifiquen lo que en muchos otros países sería a todas luces inmoral, y/o criminal. Peor aún, sus efectos nocivos han pasado desapercibidos por mucho tiempo debido primero, a que las élites han preservando el status quo (por medio de su control del sistema político y de los medios), y segundo porque la población nunca ha experimentado nada diferente. Por si eso no fuera suficiente, para entender la verdadera magnitud del problema se necesita no solo conocimiento de legislación comercial en general, sino un marco de referencia que permita al observador comparar el sistema local con el de otros países. Lamentablemente, ese lujo suele dárselo gente que ya es o que añora ser parte de la élite económica.

Si el monopolio de bienes y servicios comunes y corrientes es nocivo a la sociedad, el monopolio sobre los medios de comunicación es una amenaza directa a la democracia. Y si a la apestosa figura del monopolio de los medios se agregan los conflictos de intereses de los periodistas y la prostitución de la prensa, el resultado es un nauseabundo brebaje que únicamente puede conducir a un estado fallido.

Es tiempo ya que las democracias del mundo revisen el papel de la prensa y los medios de comunicación en un sistema democrático. Sin duda, habrá de ser difícil transmitir la necesidad de un cambio sin que esto se interprete como un ataque a la libertad de expresión. Por el bien de la humanidad, alguien, tarde o temprano tiene que hacerlo. En el caso de Guatemala, tenemos la ventaja que una Asamblea Nacional Constituyente es una posibilidad concreta. Bien valdría la pena aprovechar la oportunidad y establecer un nuevo paradigma para la libertad de expresión en nuestra democracia, un modelo que no permita ni los conflictos de intereses, ni la prostitución, ni los monopolios.

5 comentarios:

jcab dijo...

Lo de la prensa tiene su pecado y es muy triste, cuando los medios se ponen al servicio de un partido, un personaje o una ideología siempre sale afectada la verdad. Lo peor de todo es que los que son de esa ideologia, partido o afines al personaje suelen sentirse seguros y apoyados al tener un medio que los soporte y algunas personas pecan de inocentes pensando que por salir en la prensa algo es verdad. Peor aún es como en Guatemala aún permiten a gente con ideologías derechistas de antaño escribir en un periódico como es el caso de Jorge Palmieri que algunos de sus artículos dan un poco de pena y rabia como denuncian en este articulo titulado Palmieri vs Zamora:

http://gsn.civiblog.org/blog/_archives/2006/7/3/2081521.html

Por otra parte no es solo en Guatemala que la informacion viene segun a quien sirva el medio, yo lo veo mucho aqui en España en donde El Mundo, el ABC y Libertad Digital sirven descaradamente al partido popular (derecha) y El Pais sirve al partido socialista (izquierda) y no me he encontrado un solo periodico "neutral", por ejemplo los de derecha ponen de malos a los iraquies y los de izquierda a bush.

Por ultimo considero que mas triste que el monopolio que puede haber de un bien o servicio lo es el de la informacion el cual es muy notorio en Guatemala, creo que ese es el mas importante monopolio que hay que eliminar de raiz.

arte-sano dijo...

No es que no reconozca su inquietud mucha, pero lo de la prensa no es noticia nueva, (mirense Citizen Cane de Orson Wells), desde ya hace varias centurias los medios siempre han servido al del bolsillo mas lleno, ahora bien, da pena si, yo diria miedo, ver la MAGNITUD e influencia que los medios tienen en estos tiempos, (y hasta los blogs estan entrando en la lid) la capacidad y la rapidez con que pueden diseminar una noticia e influenciar a la sociedad. Lo del Sr. Gonzalez si es de ponerse a llorar, si lo vemos asi, nuestro pais es no mas una colonia o un estado mexicano o peor aun gringo o una aldeita del G7, donde pasa y sucede que viven chapines, pero de mera casualidad, nosotros no decidimos nada.

como siempre Q vos alborotando a la manada, excelente post desde luego.

ps, usate Google video para montar la lica, aguanta mas megas creo, me contas.
saludos

Quintus dijo...

Tenés razón Ale, no es nada nuevo. Esa certidumbre nos debería de preocupar más aún. Pero la diferencia para los guatemaltecos es que una Asamblea Nacional Constituyente es una posibilidad real. Quizás parezca extremadamente ambicioso, pero se podría aprovechar la ANC para establecer un nuevo paradigma con respecto a la libertad de expresión. Una invitación a aprender de los errores del pasado no solo en Guatemala sino en todo el mundo. Concretamente hablo de legislar para regular la propiedad de los medios, proteger la independencia de los periodistas (hacer que éstos sean los guardianes de la libertad de expresión y no los medios) y minimizar la posibilidad de que grupos de interés posen como periodistas.

Saludos

ps
Fijate que probé a cambiarle la extensión a los archivos pero no funcionó. Voy a tener que comprar un software especial. Ahí te aviso cuando lo tenga listo. Saludos

Comentarista dijo...

Buen post... no había podido leer mucho porque he andado muy ocupado.

Yo creo que los tres tienen razón, la prensa tiene un gran servilismo hacia los grupos de poder... no sólo en Guatemala sino que también en el mundo.

Lo que si yo miro un poco utópico Quintus, es el hecho de que con todas esas regulaciones se pueda tener un periodismo más serio y menos servil; creo que eso no es posible por el mismo hecho de que los periodistas son seres humanos que funcionan de manera muy subjetivas.

Entiendo tu punto, porque lo medios de comunicación tienen un poder grandísimo sobre la sociedad y ellos deberían de ser los indicados de descombrar la historia de Guatemala y ponerla como realmente es. Sé que existe necesidad de que defiendan los intereses de las mayorías (cuestión que también puede cuestionarse dentro del subjetivismo)...

La dejo allí picando, diría Ruben Amorín...

Saludos.

Cayetano dijo...

Hola Blogueros Anónimos:
.
Quintus........Esta es una perlita que se me ocurrió explorar después de leer su entrada. Me puse a pensar cual seria el peor de los monopolios. Este tema, tambien se lo mande a Tato con un par de ilustraciones.
.
.
EL MONOPOLIO PSICOLOGICO
.
....Constantino (274-337), el Emperador Romano que gobernó de 306 a 337, en una puntada políticamente genial, se convirtió al cristianismo 'milagrosamente,' y de facto tomó autoridad sobre la religión y la reorganizo llamándola 'Católica,' que en griego implica todos incluidos, o universal, 'Apostólica' por la inferencia cristiana, y 'Romana' por ser la religión oficial del imperio. Constantino sabia perfectamente que para tener a las masas controladas, los tenia que agarrar del psique, eso fue hace dos mil años, y hoy sigue igual porque las masas siguen igual de babosas. Constantino fue genial porque envés de seguir forzando a la gente, se izo el santo y tomo a todos los babosos por las riendas del condicionamiento que ya tenían instaladas. Y a los guías espirituales que sabían de lo que se trataba, los soborno con tierras, títulos y pisto. !Genial, simplemente, genial! Con brillante habilidad política se puso a coleccionar otros cultos y religiones con las mismas practicas monopolísticas que se siguen usando comercialmente en el presente, y me imagino que, tambien, entretuvo esperanzas de incluir a los judíos y a los Mahometanos !Sin duda alguna, el tipo fue brillante!
....No es inconcebible que alguien hubiera pensado en monopolizar el pensamiento de la población mundial, pero si es inconcebible creerlo posible, y poner 'manos a la obra' sobre algo al filo de lo imposible. No sin razón, a Constantino, aquí lo saludo por creer en si mismo profundamente,y lo declaro el santo de lo imposible para todo creyente que ha caído de baboso.
....Ahora, que de puntillas estamos entrando al tercer milenio del monopolio católico apostólico y romano, los curas nos tienen agarrados a más de un billón de ovejitas por el esfínter espiritual, y nos han entrenado a que nos guste tanto, al colmo, que hasta despreciamos la vaselina porque sufrir es bueno para la salvación. !A mi entender, hemos caído de babosos! ¿O talvez..., sólo un poquito...? ¿Será...Usté...?
....¿Cual es la diferencia entre psique y espíritu y alma? Para averiguar, un buen punto de partida es el diccionario de la Real Academia Española, y he aquí el enlace gratuito, www.rae.es . Para mi que las tres palabras son lo mismo, psique es científico y clínico, espíritu mas que nada es palabra religiosa, y alma es una palabra lírica, pero esencialmente las tres son la misma cosa; ciertamente en el contexto de este escrito. Las religiones tienen el psique colectivo del ser humano monopolizado, de tal manera que los individuos tenemos miedo de pensar. Como es posible que el individuo sea capaz de aceptar semejante virus en el psique, MIEDO DE PENSAR. No hay nadie que pueda saber nuestros pensamientos si nosotros mismos no los divulgamos. Billones de gente van a las iglesias semanalmente a dejar tiempo y dinero para reforzar el habito de no pensar, no lo quiero creer, no lo quiero creer, no lo quiero CREER. Pero si lo creo porque lo veo BILLONES Y BILLONES de babosos que le tienen miedo "a la oscura muerte, ese tal reino enigma sin fronteras por donde nadie vuelve, nos aturde, y nos obliga a tolerar la aflicción y no volar a lo desconocido," (Shakespeare).
.
....El psique, el programa operador de nuestras vidas lo tenemos infectado con viruses malignos que nos manipulan perniciosamente en detrimento de nuestra felicidad y no lo queremos ver por miedo de pensar. !El psique, el espíritu y el alma los tenemos colectivamente monopolizados clínica y efectivamente; dogmática y religiosamente; y lírica y poéticamente! Los curas NOS TIENEN BIEN PISADOS Y MONOPOLIZADOS y lo merecemos por BABOSOS Y MANSOS.


.
Saludes, lean mucho, observen bastante y piensen, piensen, piensen,
.....................................Cayetano