miércoles, 1 de marzo de 2006

La Gran Novedad

Trascendió en los medios de comunicación que muchos diputados al congreso recibían -en concepto de soborno- un porcentaje del valor de las obras que “les correspondían”. Esta gran novedad es comparable en magnitud únicamente al descubrimiento del agua azucarada. Cuando el momento llegue, la historia no escatimará elogios al recordar el papel protagónico que jugaron los medios de comunicación no solo con el descubrimiento, sino con la desinteresada manera de señalar con el dedo a los malechores, y de paso, pasarse trayendo de corbata a una de las tantas ONǴs que -según algunos- algo tienen que ver con los altos índices de criminalidad del país.

El único problema con la alharaca que la prensa armó es que el impuesto político al desarrollo era un secreto a voces. Todo el mundo sabe que muchos diputados se quedan con un porcentaje de las obras que les corresponden...

Dada la avispada intrepidez de nuestros periodistas, es incomprensible que ese tipo de corruptela hubiera pasado desapercibida por tanto tiempo. Alguna explicación ilógica tiene que haber. Pero no perdamos la esperanza, es posible que un día de estos descubran otras cosas interesantes que la persona promedio ya conoce de sobra, por ejemplo:
- Muchos alcaldes también se quedan con otro porcentaje de las obras que les corresponden
- Muchos miembros de los consejos de desarrollo (herramienta política parasitaria que debe ser eliminada) también se quedan con lo propio
- Los partidos políticos en el poder acostumbran cobrarles diezmo a los afortunados que consiguen empleos estatales bajo sus auspicios.
- Muchas diputaciones (entiéndase candidaturas a diputado) las obtienen los que contribuyan más dinero a la campaña del candidato presidencial (eso explica el poco amor a la democratización de los partidos que impera en la política chapina)
- Otros ejemplos no menos imaginativos de podredumbre.

Pero progreso es progreso, y más vale tarde que nunca. Quien quita un día de estos la prensa nacional decida informarnos que Ríos Montt es culpable de genocidio...

1 comentario:

talishte dijo...

Que pena da tener esta clase de políticos, lo que da pena también es que creo inocentemente, que màs de alguno llego con deseos de hacer algo y no ser corrupto y con los días se ha podrido, imagino que debe ser un cantidad muy pequeñas de políticos de los cuales ellos mismos esta orgullosos de sus actos.

Prefiero opinar aqui que se que vos no recibis mafafa como la prensa, ellos solo seguiran descubriendo las aguitas endulzadas.

Jeje Rios Mont (viejo loco), usted papá, usted mamá, usted viejo loco.