miércoles, 18 de enero de 2006

El Turno de la Izquierda

Con el triunfo de la socialista chilena Michelle Bachelet se consolida el vaticinado movimiento tectónico hacia la izquierda en nuestra parte del mundo. La súbita escalada de Ollanta Humala en las encuestas en el Perú, y un muy probable triunfo de López Obrador en México pondría a Colombia y a Centro América en una minoría de gobiernos derechistas en Latinoamérica. No sería remoto suponer que algunos de éstos también tendrían los días contados.

El éxito de los políticos de izquierda radica en que por primera vez en su historia, América Latina como región es capaz de proveer las condiciones mínimas para la supervivencia de la democracia. Los izquierdistas ya no tienen necesidad de tomar las armas, simplemente porque ya no existen escuadrones de la muerte pagados por gobiernos ilegítimos que los persigan. Las propuestas ya no se hacen por medio de manifestos en el extranjero, sino en las asambleas legislativas. Como nunca antes, los izquierdistas son al fín capaces de proponer cambios sociales sin temer por sus vidas.

Naturalmente, una vez removidos los obstáculos que artificialmente se erigieron por décadas, los pueblos latinoamericanos han tenido la oportunidad de escuchar la propuesta de izquierda sin tanta interferencia. La misma propuesta que el status quo anticomunista se empeñó tanto en bloquear y distorsionar. Si a eso se suma la obscena incompetencia para gobernar que es el común denominador de las élites derechistas, no deberíamos sorprendernos que las masas por fín se decidan por alternativas que han sido tradicionalmente mucho más consecuentes con su realidad. Al final del día, el único logro del intervencionismo anticomunista gringo y sus apátridas cómplices fué retrasar lo inminente. América Latina por fín decide ponerse de pié y buscar su destino.

En el caso de Guatemala, el turno de la izquierda también habrá de llegar, más por necesidad que por novelería. Y es que el control del país por la extrema derecha desde 1954 ha resultado en una sociedad extremadamente intolerante, violenta y retrógrada. Este desbalance necesita ser corregido con ideas frescas que -dadas las circunstancias-, únicamente pueden venir de la izquierda. Para capitalizar esta oportunidad, los izquierdistas tendrán que demostrar que son lo suficientemente competentes para adaptarse a los tiempos y que cuentan con la suficiente voluntad para dejar atrás su legendaria incapacidad para alcanzar concensos.

13 comentarios:

nicorleone dijo...

ESTIMADO QUINTUS: He leido con detenimiento tus comentarios en Guate360 y considero que tus conceptos estan bien fundamentados. Considero oportuno en esta cuyuntura de la historia aportar para consolidar la democracia de nuestros paises. Me gusta escribir algunas reflexiones tratando de ser objetivo; te dejo una transcripción de una publicación que hice en http://www.nicorleone.com/comunidad/?p=10

Left, left, left, left, right, left….

No, no es el ritmo que los soldados gringos siguen cuando están marchando…. Este es el ritmo que los electores sudamericanos están imponiendo en sus países.

Luego de algunos años de estabilidad democrática y de la finalización de conflictos armados y represión a levantamientos insurgentes, la democracia se está consolidando en Latinoamerica, pero al mismo tiempo la izquierda socialista está ganando terreno en el escenario político.

Ante fracasos de sectores de derecha de garantizar una adecuada satisfacción de las necesidades básicas de la población, la mayoría de ciudadanos apuesta a gobiernos con plataformas socialistas que pretenderán llevar a cabo sus proyectos a favor de las mayorías con un nuevo estilo de gobernar. La gran debilidad de estos gobiernos será la escasa y pobre base productiva, el enorme escollo que significa la falta de educación y la corrupción de la que hasta el patriarca Castro acepta como un cáncer dentro del último bastión del comunismo.

Las historia se encargará de juzgar a quienes en su empeño por gobernar con justicia no toman en cuenta los errores del pasado y radicalizando sus posiciones solo harán mas profunda la pobreza de su pueblos y mas ondas las grietas de las clases sociales.

Quintus dijo...

Si sugerís que un viraje a la izquierda es en sí mismo una radicalización, me temo que no podría estar de acuerdo con vos. Simplemente porque adoptar esa postura ignoraría el hecho obvio que estamos radicalizados hacia la derecha. Un viraje a la izquierda es necesario para conseguir un equilibrio a largo plazo. La misma razón por la que ni los republicanos ni los demócratas ganan todo el tiempo en los EEUU.

Tenés razón que es necesario que aprendamos de los errores del pasado. Los logros de la Revolución del 44 por ejemplo, son virtualmente desconocidos por la mayoría de guatemaltecos, especialmente los jóvenes. Muy pocos siquiera se atreven a comentar el brutal asesinato de nuestra democracia a manos de la CIA y la mal llamada liberación 10 años después y de los 40 años de muerte que le siguieron. La violencia e irrespeto a la vida que caracteriza a la Guatemala de hoy (maras, pobreza, caos, etc), son consecuencias directas de esa intervención. El que como sociedad no seamos capaces de conectar los efectos con sus causas es prueba irrefutable de que de verdad no hemos aprendido nada de la historia.
Peor aún, los mismos que nos robaron la democracia por 40 años son los mismos que nos han enseñado por décadas a tenerle miedo a todo lo que tenga que ver con la izquierda,( Naturalmente alguien se beneficia de que las cosas sigan como están).Yo, por ejemplo soy considerado por el guatemalteco promedio como "comunista". Pero eso tiene que ver más con miedo e ignorancia que con mi manera de ver las cosas. En éste post por ejemplo (y en otros similares), la gente viene y lee pero no comenta. Tienen miedo de asociarse de la más remota de las maneras con el socialismo, comunismo, populismo y todos los cucos a los que nos han enseñado a temer. Pero como bien lo demuestra la situación en América del Sur, los cucos no existen.
Saludos

PD
Si querés discutir esto más a fondo, con gusto te envío referencias sobre los documentos históricos sobre los que baso mis puntos de vista.

Sofia dijo...

Estaba esperando este post tuyo luego de leer detenidamente "Pasos de Animal Grande" porque ya me imaginaba que el triunfo de la señora Bachelet no podía no ser comentado en tu blog.
Tenés razón cuando decis que pasamos por acá leyendo y nunca escribimos, porque paso frecuentemente por tu blog... así que hoy decidí cambiar esa situación.
Coincido totalmente con vos en que por fin los latinoamericanos tenemos oportunidad de autodeterminar el gobierno que queremos sin temer por nuestra vida o la de nuestra familia y en lo personal estoy muy contenta con el rumbo que están tomando las cosas sobre todo porque al salir hace casi 20 años de Guatemala tuve la oportunidad de enterarme que todo ese cuento del terrible socialismo y comunismo era un mito que las clases gobernantes nos pintan para aterrorizarnos ( y lograron aterrorizarnos por tantos, demasiados años) y así perpetuar esa situación de bienestar económico que han tenido desde la colonia sin importar la condición de la gran mayoría de guatemaltecos. Ya lo intuía, pero no es lo mismo verlo y vivirlo.
Ahora los chilenos han elegido no sólo un gobierno de izquierda, lo han hecho además por una mujer y eso creo que es algo digno de celebrar, sobre todo en una región donde la discriminación de género está a la orden del día.
Una famosa feminista alemana (de izquierda) dijo cuando venció Angela Merkel (de derecha) que estaba feliz por que de ahora en adelante talvez las patojas alemanas en lugar de aspirar a ser secretarias o peluqueras iban a soñar con ser "Bundeskanzlerin" y tener un Doctorado en Fisica (como Merkel). Me pareció que tenía tanta razón, por eso también me alegro del carácter simbólico que pueda tener la presidencia de Bachelet para las mujeres latinoamericanas.

Eso del equilibrio a largo plazo me parece muy certero, lo demuestran tantos países europeos como en el que vivo, donde socialistas, conservadores, liberales, verdes y comunistas tienen escaños (así se dice?) en el parlamento y conviven democráticamente.

Nicorleone piensa que la escasa base productiva, la falta de educación y la corrupción serán los principales obstáculos para los gobiernos de izquierda, mas yo digo que si otros países se han levantado de los escombros (gran parte de europa en 1945) y han tenido logros increíbles, en tantos sentidos, por qué no hemos de lograrlo los latinoamericanos? lo han logrado también con gobiernos de izquierda!
por supuesto que no es algo que se logra inmediatamente, pero en algún momento tenemos que comenzar.
Aprender de la historia? fantástico. aprendamos finalmente por qué hemos llegado a donde estamos (eso de la causa y el efecto que mencionás) qué nos ha impedido el tan anhelado desarrollo, qué es lo que nos sigue haciendo pensar que la solución a nuestros problemas deba ser siempre una confrontación violenta, una limpieza social (maras, etc.)?
Si algo no se le puede reprochar a los gobiernos socialistas o ex-comunistas, es el que no se hayan ocupado de la educación y la salud públicas, dos pilares para el desarrollo que se piden casi a gritos en las sociedades latinoamericanas. De ahí, aunque no sólo por ese motivo, que nos merezcamos esa oportunidad.
Ya en un post de guate360 yo me preguntaba a qué se refería nicorleone cuando decía que por no aprender de "los errores del pasado" los gobiernos socialistas estaban condenados a fracasar. Se refería a la caída del bloque soviético y diversos países de la europa del este (Polonia, República Checha, ex-Yugoslavia, DDR etc.)? se me hace que sí y ahí llegamos al punto de que con la mayoría de nuestros paisanos no se puede hablar de "izquierda" y de "socialismo" sin que inmediatamente se nos acuse de "radicalizar" nuestra posición.
Excelente post y de ahora en adelante pienso participar
Saludos

Comentarista dijo...

Sofía:

Que bueno tenerte por aquí, desde hace tiempo observaba tus aportes en Guate360 y realmente me gusta lo objetivos y fundamentados que son. No quiero comentar como anfitrión, pues eso le corresponde a H&I, pero que agradable es tener a personas con aporte fuertes, sobre todo si son del género femenino.

Como que el triunfo de Bachelet inspiró a alguien a participar más activamente ¿no crees?

Con respecto al post, eso es lo que muchos esperamos Quintus, que los pasos de animal grande se escuchen cada vez más fuertes y más sólidos que nunca. Ojalá que mis ojos alcancen a verlo, que nuestra Guatemala viva con justicia, equidad y conciencia social. El sur nos está mandando mensajes, parece que la canción de Arjona no parece tan lejana, ojalá que no sea sólo "llamarada de tusas", espero que no, deseo que no.

Saludos.

Quintus dijo...

Gracias por sus comentarios muchá, la verdad me motivan a continuar. Quiero aprovechar para invitarlos a contribuír a H&I. Si tienen algo en la mente, no pierden nada al dejarlo plasmado aquí (prometo guardar copias "duras" por aquello de los temblores). Creo que el estilo y seriedad de ambos son compatibles con los míos, por lo que me daría mucho gusto si pudieran compartir sus ideas en este medio. Si les interesa, mándenme un e-mail a quintusbarquin@hotmail.com.

Saludos

Sofia dijo...

Gracias por tus palabras Comentarista.
El liderazgo de Bachelet dà ànimos, lo reconozco y creo que en lo que respecta a la participaciòn de las mujeres en la vida publica de un paìs aun falta mucho por hacer, sobre todo en el ambiente guatemalteco.
Cuando supe de su elecciòn y leì su trayectoria, me enterè que ella tambièn habìa vivido en Alemania y en Austria.
Yo estoy convencida que el intercambio con las diversas culturas europeas enriquece grandemente a las personas. Como puse màs arriba, no es lo mismo leerlo u oìrlo que vivirlo.
El mèrito de Guate360 es que algunos nos hemos encontrado y hemos coincidido en muchas ocasiones con nuestras opiniones y si algo disfruto al pasar por ese blog, son las discusiones donde aparecen Comentarista y Quintus :-)
Adelante Quintus y no me lo ofreciste a mì, pero me gustarìa mucho que me enviaras esos documentos històricos que recomendas màs arriba
e-mail: s.reichel@baierlambert.com
Saludos a todos

José Joaquín dijo...

Yo realmente no miro por dónde venga algo bueno. El sistema de partidos políticos impulsa a los pícaros a financiar a los presidenciables, porque sin marketing, no ganás. Empezando por ese sistema, no encuentro salida.

Dentro de los líderes de centro-izquierda está la Nineth, que no está tan mal vista por las élites. Pero fuera de ella, no veo a nadie más, Colom sería otro Portillo.

Por cierto, saliéndome del tema, yo era uno de los que posteaba en Guate360, hasta que un día me sacaron de línea un post, y me dijeron que lo tenían que aprobar para que saliera, porque según ellos no era objetivo. Me dieron a entender que sólo hay lugar en comentarios.

Quintus dijo...

Hola JJ, Feliz Año...
Anduve por tu blog y traté de dejarte un mensaje pero tu sitio no me dejó. Casualmente acababa de dejar un comentario en 360 sobre el editorial de Oscar Clemente Marroquín que vos citaste en tu post. Qué bien por La Hora y por Oscar Clemente, ya que ahora sí están bien definidos. El país como que necesita de eso.

Saludos

José Joaquín dijo...

Yo pensaba que la cosa era simple marketing para ganar pisto con lo de los patrocinadores, y para que Emilio Mendez siguiera siendo el líder de los chavitos burguesitos wanabees. Pero la cosa trae algo debajo y era necesario que alguien lo dijera.

No pudiste comentar porque estuve cambiando a cada rato el post, y le agregué una cita de un artículo de Mario Roberto Morales, que habla de que ya la mara rebautizó el movimiento Guateámala como "Guatemámala".

Saludos.

Comentarista dijo...

Con respecto al proyecto:

Fíjense que se le da el beneficio de la duda a causa del asunto de las aspiraciones políticas de Méndez; sin embargo -puesto que he participado un poco en el proceso-, le miro cuestiones positivas al proyecto como los son el incentivar el positivismo y amor a Guatemala e impulsar a la juventud hacia el cambio.

Ahora lo importante es que sirva de estímulo a la juventud pero que no se traguen de paso la doctrinita de los señores; porque considero que nuestro país es un gigante dormido en donde hace falta que destaquen líderes que impulsen la dinámica y el movimiento. Si buscamos impulsar a los líderes con las banderitas de hace tres décadas, nos aislamos, por eso es importante utilizar un poco estos medios para despertar conciencias y motivarlas a activar otra Guatemala posible.

Saludos.

Gerson dijo...

"Si querés discutir esto más a fondo, con gusto te envío referencias sobre los documentos históricos sobre los que baso mis puntos de vista.".

Quintus, yo no quiero discutir pero si me gustaria conocer esos documentos que mencionas, quiero conocer mas historia de guate, como decis en tu post, poca gente sabe cosas que se han hecho en guatemala como logros del pueblo y mas la gente joven, pos yo soy medio joven y desconozco de esos temas, me gustaria mucho que me mandaras informacion al respecto como herramienta de estudio, te lo agradezco de antemano, gracias!

Quintus dijo...

Gerson, avisame que tema en particular te interesa y dejame tu dirección de correo electrónico, con gusto te mando algo.
Saludos

Roberto Lone dijo...

Renovando un poco éste post, les cuento lo que pienso.
Al hacer un balance sobre la política actual en Latino América, vemos que los líderes de derecha han sucumbido, y probablemente pasará en Guatemala.
Una de las respuestas que encuentro, es lo que habla Quintus en éste post sobre la historia larga de la derecha en el poder, a quién muchos guatemaltecos recuerdan con miedo y pavor, y por los que muchos emigraron a Europa, Estados Unidos y Suramérica.
También, debido a que la derecha trata de llevar el modelo capitalista, no ha logrado tener éxito por la forma feudal y ya tan comentada corrupción, en donde los del grupo junto con grandes empresarios han hecho y deshecho.
El capitalismo, no ha llegado nunca a todos los sectores, algo que ha acarreado los problemas sociales en materia económica.
El centrismo, que a la hora de entenderlo humanísticamente, no funcina como ideología, si no, como una dinámica oportunista que jala para uno u otro lado cuando le conviene, y por eso nunca ha tenido la fuerza necesaria, excepto a la hora de su estreno con la UCN.
La izquierda, lamentablemente en Guatemala se relaciona a armas, revolución, conflictos, comunismo...
...ello, no ha permitido convencer a la mayoría en las urnas, que goza de estabilidad y que realmente lucha por la mayoría por el progreso.
Los éxitos de Chile y Brasil, son muy distintos y no se pueden comparar con los bolivarianos, quienes se vinculan con Cuba ferozmente y erróneamnete.
Chile y Brasil, son el resultado de dos sociedades maduras y que vieron el progresismo de izquierda recatada como una solución a las dolencias de todo un país.
En Guatemala, se le debe de dar la oportunidad a la izquierda, para que se consolide como una fuerza política que ayude a traer la balanza a su nivel, siempre y cuándo no sean los téntaculos bolivarionaos que influyan sobre ella, porque al final de cuentas, en Venezuela la pobreza sigue igual y no le van alcanzar 8 años más, ya que lamentablemente el petróleo es la base principal, algo que está en capilla ardiente alrededor del mundo.
Que debería hacer la izquierda?
Consolidarse con bases firmes?
O ponerse el sombrero rojo y seguir la lucha contra el poderío capitalista?
Por si acaso, mi posición política en Guatemala no existe, pués no siento que alguién llene los requisitos aún, creo que sigo siendo producto del mal de nuestro pasado, y siento que me desconecté de nuestra vida política casi por completo.
Pero, la cosa tiene que seguir para adelante!, así que espero mi punto sea oportuno.
Saludos a todos y todas.