jueves, 27 de enero de 2005

El Peligro de Criar Cuervos

Desde sus orígenes, la Iglesia Católica ha estado metida directa o indirectamente en la política de los países donde ha existido. Dicha participación ha tenido diferentes grados de envolvimiento que van desde el partidarismo pasivo hasta la participación directa de su miembros en la implementación de políticas.

En el caso particular de Guatemala, la participación de la iglesia en política se remonta hasta el tiempo de la conquista, donde es famosa la intervención de Fray Bartolomé de Las Casas a favor de los indígenas. Pero desde el nacimiento de la República -con excepciones recientes- la iglesia se ha posicionado tradicionalmente del lado equivocado en los conflictos políticos. Por lado equivocado se entiende una posición contraria a los principios del Cristianismo, que hablan de velar por los débiles y desamparados.

Uno de los ejemplos más trágicos de participación negativa se dió cuando la iglesia hizo posible la intervención de 1954, hecho histórico que habría de ser el orígen del enfrentamiento que desangró a nuestro país por 40 años. Por décadas, la iglesia se sintió demasiado cómoda con las élites y se hizo de la vista gorda con los abusos de los regímenes militares, herederos de la intervención. No fué sino hasta 200,000 muertos más tarde que la iglesia se dió cuenta de la magnitud de su error y decidió "cambiar de bando" en los 80´s. Pero ya era muy tarde, el daño estaba hecho. Es quizás ese sentimiento de culpabilidad colectivo el que ahora mueva a la iglesia a adoptar posiciones más consecuentes con su propia doctrina y misión en éste mundo.

Pero independientemente de las razones que la iglesia pueda tener en su actuar cotidiano, la oposición a la minería -por ejemplo- es válida y digna de aplaudir. ¿No fué acaso el apoyo de la Iglesia Católica fundamental para acelerar la caída del comunismo en Polonia?. Nadie condenó entonces el envolvimiento de la iglesia en política.

Con todos los antecedentes que justifican la intervención de la iglesia en causas justas, oponerse a la minería le ha valido a la iglesia el criticismo inmerecido de las élites guatemaltecas. Lo triste del caso es que son los mismos pseudo católicos (y sus descendientes) que se beneficiaron con la intervención del 54 los que atacan a la iglesia con la misma virulencia y carencia de fundamentos con los que ésta delegitimizó al gobierno de Arbenz hace más de 50 años. Cría cuervos y te sacarán los ojos.




miércoles, 26 de enero de 2005

Para Bailar el Tango se Necesita…

Refiriéndose a los dobles parámetros que utilizamos para juzgar a otros, Sor Juana Inés de la Cruz una vez dijo: ¿Quién es más culpable, la que peca por la paga o el que paga por pecar?
La validez dela famosa pregunta no debería limitarse exclusivamente a la prostitución del cuerpo de la que hablaba Sor Juana Inés, sino también a la prostitución moral, conocida también como corrupción.

La corrupción es considerada por muchos como una de las causas principales del subdesarrollo del país. Los que se consideran buenos utilizan a diario enormes cantidades de tiempo y energía denunciando y condenando actos de corrupción. El acto casi cotidiano de razgarse las vestiduras es aún más dramático cuando los presuntos implicados son miembros de un partido político rival. Es de lamentar que la furia de la condena moral se centra casi exclusivamente en los corruptos y muy raras veces en los corruptores. Sea por ingenuidad, ignorancia o simple solidaridad gremial, los denunciantes han dejado de lado el hecho de que se necesitan dos para bailar tango.

El caso reciente de los pagos de Comcel ilustra el hecho de que corruptos y corruptores son caras de la misma moneda y que se necesita combatir a ambos. Ojalá ésta nueva perspectiva sirva para justificar la evaluación de otros contratos con el estado, por ejemplo las concesiones mineras. Esperaremos con ansiedad las muchas sorpresas que habrán de emerger.

lunes, 24 de enero de 2005

El Costo Tremendo de la Barrera Idiomática

Juan Luis Guerra sugiere en una de sus canciones que el destino de nuestros países sería diferente si tuviéramos la suerte de poder comunicarnos directamente con los que deciden el destino del mundo. De ahí que si los guatemaltecos habláramos inglés a lo mejor la intervención del 54 no se hubiera dado, ya que los reporteros gringos hubieran podido comunicarse directamente con los actores políticos en lugar de dar por ciertos los “boletines informativos” de la United Fruit Company. De la misma manera, personas como Rigoberta Menchú pudieron haber denunciado las atrocidades de los regímenes militares directamente al pueblo de los EEUU por medio de mensajes televisados. Un idioma común también habría permitido a los guatemaltecos el tener acceso a fuentes primarias de investigación científica, cultura e, información que habrían tenido un impacto significativo en nuestra historia.

Lamentablemente, la barrera idiomática existe y no nos queda otra que encararla con todo y sus muchos peligros. Un ejemplo palpable de éstos peligros lo ilustra un reciente editorial de Siglo XXI que afirma que los planes mesiánicos de George W. Bush para su segundo período “confirman” –según ellos- su “liderazgo mundial”. Un editorial tan fuera de contacto con la realidad solo puede ser posible en un país donde la gran mayoría de los habitantes saben de los actores globales por medio de terceras personas. Si el guatemalteco promedio fuera capáz de entender inglés, se habría dado cuenta hace mucho tiempo que el emperador en realidad está desnudo. Y es que la muy limitada capacidad de oratoria de Bush y el increíble nivel de cinismo de sus funcionarios no habrían pasado desapercibidos en un país donde –por lo menos- la facilidad de expresión en un requisito importante para un político que se respete a sí mismo.

La desventaja de no hablár inglés no se limita únicamente al riesgo de convertirse en víctima de la desinformación o la propaganda. A muchísimos pequeños exportadores –por ejemplo- no les queda otra que ponerse a la merced de sus traductores, quienes por lo general tienen algún tipo de interés personal en la transacción.

Considerando lo mucho que nos ha costado la descomunicación, será necesario tomar medidas orientadas a reducirla. A simple vista, una posible solución sería incrementar el número de personas que hablan inglés. Pero ésto conllevaría el peligro de la fuga de cerebros de la que Jaime Barrios Carrillo habla en su último artículo. El único recurso que nos queda entonces es la educación.

jueves, 20 de enero de 2005

El Contrincante Equivocado

Los últimos altercados entre el Presidente Berger y la iglesia católica ilustran de manera típica lo que podría considerarse la manera “normal” en que se ventilan las diferencias en Guatemala. Este vergonzoso incidente ocurre a pocos días de un caso similar en el que Alvaro Colom y Rolando Morales se entablaron en lo que bien podría llamarse una batalla campal mediática. Aún cuando el enfrentamiento público entre El Presidente y los obispos no ha llegado a la bajeza sin precedentes a la que llegaron Colom y Morales, no deja de demostrar la generalizada ineptitud de nuestros politicoides para determinar la contraproductividad de algo. En otros lugares, los políticos son lo suficientemente sensatos como para no meterse a batallas a las cuales no tengan la más remota posibilidad de ganar.

Para nadie es un secreto que la iglesia ha sido y será por mucho tiempo una entidad poderosa que debe tratarse con respeto. Irónicamente, es la clase más vulnerable al poder de la iglesia -la política- la que a menudo deja de tener presente esta consideración. En el caso de las declaraciones fuera de lugar del Presidente Berger, cabría preguntarse ¿Dónde andaban los asesores? Supuestamente, las declaraciones de un gobernante deben ser cualquier cosa menos espontáneas. ¿O acaso fueron los ataques del Presidente el producto de la cuidadosa redacción de sus asesores?. Independientemente de quien fué el responsable de tan embarazosa situación, ojalá que el Presidente y sus asesores reconozcan su error y adopten una posición más consecuente con su alta investidura. De paso, los políticos de todas las estirpes deben entender también que los enemigos más formidables son aquellos que no tienen nada que perder.

miércoles, 19 de enero de 2005

El Poder Infalible de la Violencia

En una cultura de violencia como la nuestra, todo lo que tiene que hacer cualquiera que desee imponer sus demandas al resto de la población es tomar una alcaldía, una carretera o un aeropuerto. Las medidas de hecho son más efectivas aún si se aderezan con quema de llantas, intimidación y chantaje. El que en el proceso se violenten las leyes del país no importa, ya que los perpetradores – conociendo o no la ley - estan más interesados en la consecución de resultados que en la preservación de un estado de derecho. Al final no tienen nada de que preocuparse porque en Guatemala nunca les pasa nada a los que forzan sus agendas de ésta manera. A todo ésto cabe preguntarse: ¿Serán así de simples las cosas?

Cuando hechos violentos ocurren, la posición simplista tradicional es de echarle la culpa a las masas ignorantes y a unos cuantos agitadores. La supuesta manipulación – y relativa inocencia- de las masas se dá por sentada, y la demonización recae en unos cuantos líderes a los que se les llama populistas, terroristas, ecohistéricos, exguerrilleros o cualquier otro epíteto de rigor que tenga garantizada una reacción negativa de los que reciben el mensaje. La descalificación se magnifica aún más cuando se determina que alguno de los agitadores es extranjero.

Si se toma como cierto el adagio violencia engendra violencia, cabría preguntarse, ¿Quién ha engendrado la violencia que vemos todos los días?. Si se quiere hacer un análisis profundo tenemos que aceptar para empezar que la violencia no se limita a lo puramente físico. Cuando los diputados le quisieron meter gol a la población con un aumento sin ningún tipo de debate, cometieron un acto violento. La reacción no se hizo esperar, y si los diputados no hubieran dado marcha atrás lo más probable es que hubieramos visto protestas masivas con los consabidos actos físicos de violencia. Cuando un juez de pueblo libera a un violador por medio de una mordida comete un acto de violencia cuyo resultado a menudo ha sido el linchamiento del supuesto criminal. Cuando el proveedor de un servicio público esencial decide aumentar las tarifas de la noche a la mañana está cometiendo un acto de violencia que –como hemos visto frecuentemente- tiene todo el potencial de terminar en tragedia. Recientemente, cuando el gobierno del Presidente Berger decidió dejar de lado las consultas con las comunidades que manda la ley cometió un acto de violencia que terminó con la muerte de dos personas en Los Encuentros. La lista de ejemplos puede ser interminable. De ahí que si se quiere detener el círculo vicioso que presenciamos todos los días, es imperativo que los poderes del estado y las élites del país entiendan que las acciones no tienen que ser físicas para ser violencia.

Es muy cierto que los guatemaltecos aún no estamos del todo acostumbrados a vivir en democracia. De hecho estamos tan acostumbrados a que se nos impongan las cosas que actuamos como si la violencia fuera el único método que funciona. Lamentablemente, aún no entendemos que los métodos violentos obedecerán siempre a las leyes de la física, donde para cada acción habrá de haber una reacción. Si queremos que las cosas cambien para bién, será entonces la responsabilidad de todos el aprender a buscar concensos.

martes, 18 de enero de 2005

Los Muchos Angulos de La Minería en Guatemala (III)

Historia de un mal negocio:

De acuerdo a la compañía minera que ejecuta el proyecto Marlin (Glamis Gold), el área en cuestión tiene excelentes concentraciones de Oro (Au) y Plata (Ag) que reducirían aún más los costos de explotación. Glamis espera producir en 10 años 190,000 oz Au y una cantidad mayor aún de Ag que conjuntamente equivaldrían a 2,250,000 oz Au. Nos dice Glamis que el costo total de producción por onza de Au sería $103. Al tomarse la "molestia" de explotar la plata, el costo de producción por oz equivalente de Au subiría a $133. Utilizando el ultraconservador precio de $300/oz Au al que accedió el Estado de Guatemala, las utilidades netas de Glamis serían $376 Millones. Al estado de Guatemala le debería de quedar la simbólica cantidad de $3.76 millones. Sin embargo, Glamis no fué la compañía que recibió la concesión original sino Francisco Gold Co.. Cuando Glamis adquirió Francisco Gold en 2002, también adquirió la proyectada producción en Marlin por un precio de $75/oz Au, para un total de $169 millones, por prácticamente no hacer nada. El pago de Glamis Gold Ltd a Francisco Gold Co. técnicamente constituye un costo de producción, de ahí que Glamis pueda fácilmente decir que el costo de producción es ahora $208/oz Au. Glamis estaría entonces reduciendo sus utilidades a $92/oz Au para un nada despreciable $207 millones. Naturalmente la cuota del Estado de Guatemala se estaría recalculando a $2.07 millones.

En el peor de los casos, las compañías mineras se estarían llevando $207 millones y $150 millones respectivamente, mientras que el Estado de Guatemala tendrá que conformarse con $2.07 millones independientemente de los precios del mercado. Pero la cosa no termina allí, si se utilizan precios más realistas de mercado, por ejemplo el precio estimado para Abril del 2005: $428.50/oz Au, se tiene entonces que las compañías mineras se llevarían $665 millones (Q5,400 millones) mientras que el Estado de Guatemala lo más probable es que se quede aún con sus ¡$2.07 millones! ¡Tamaño negocio en el que nos metimos! Obviamente un contrato lesivo a los intereses del estado.

Como si la cosa no apestara lo suficiente, el presente gobierno empezó siguiendo el criminal ejemplo de sus antecesores al dejar de lado las negociaciones con las comunidades que manda la ley. Afortunadamente, el Presidente Berger recapacitó tarde pero todavía a tiempo. También debe aprovechar la oportunidad para impulsar cambios inmediatos a las leyes y declarar lesividades donde aplique.

Fotografía: mimundo.org

Los Muchos Angulos de la Minería en Guatemala (II)


Imcompetencia, Ignorancia y Criminalidad:

El caso del proyecto Marlin pone al desnudo las muchas vulnerabilidades de que Guatemala sufre. Por ejemplo, la total incapacidad del estado para producir legislación que proteja a sus ciudadanos de los muchos peligros que traería una explotación minera sin controles.

El ministerio del ambiente no cuenta ni con la metodología, ni con la experiencia ni con los recursos humanos mínimos para monitorear un proyecto de tal envergadura. Eso sin mencionar el peligro endémico que es en sí misma la cultura de la corrupción en nuestro país.

Pero la cosa no se queda ahí, la incompetencia criminal del estado se manifiesta de muchas otras maneras,  por ejemplo, el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) puede ser hecho por la misma compañía minera sin un Ministerio del Ambiente experimentado o tercero imparcial que lo revise. Difícilmente podría concebirse un conflicto mayor de intereses, el equivalente a amarrar chuchos con tiras de longanizas, inaudito, inaceptable e ilegal en prácticamente cualquier país civilizado.

Igual de increíble es el hecho de que la población solamente cuenta con un 30 días para oponerse a cualquier propuesta del plan. En los países desarrollados es común que las mineras esperen por décadas para que finalmente se les apruebe un proyecto de ésta naturaleza... un mes es simplemente ridículo. Por cosas como ésta muchos extranjeros creen que nuestro atraso se debe a que somos tontos y la verdad no los podemos culpar.

Por si las aberraciones regulatorias no fueran suficientes, los beneficios económicos que el estado recibiría de una explotación minera son poco más que simbólicos. ¿Un 1% de las utilidades basadas en proyecciones hechas por la misma compañía? ¿A precios teoréticos (onza de Au) bajísimos fijados por la misma compañía? ¿Con todo y los "ahorros" que ejecutar su propio EIA traería? . ¿Qué clase de genio negoció ésto en nombre de todos los guatemaltecos?.

Continuará...


Los Muchos Angulos de La Minería en Guatemala (I)


Antecedentes:
Debido a que Guatemala a travez de su historia ha sido un país predominantemente agrícola - con una muy pequeña capacidad industrial- , la posibilidad de explotar los recursos minerales no ha sido verdaderamente una opción en la mente de los guatemaltecos.

Con todas las ventajas competitivas que le trae a Guatemala permanecer un país predominante agrícola, también es cierto que las economías de los países deben diversificarse y adaptarse al siempre cambiante clima económico mundial. De ahí que creamos que Guatemala como cualquier otro país en sus circunstancias está en su genuino derecho de explotar sus recursos naturales en cualquiera de sus formas. Sin embargo, creemos que también deben de existir requerimientos ambientales, legales y económicos que ayuden a justificar los proyectos .

En cuanto a la minería, relativamente pocos guatemaltecos tienen una idea concreta del tremendo potencial que ésta actividad económica tendría en nuestro país. Nuestras montañas están llenas de metales preciosos, compuestos férricos y una gran cantidad de substancias raras que podrían convertir a nuestro país en una importante exportador de productos minerales. Desgraciadamente, Guatemala aún no posee el mínimo de recursos humanos y económicos que podrían hacer de la minería una actividad económica viable. Tampoco posee una legislación ambiental que pueda evitar el que Guatemala se convierta en otro Bangladesh.

Continuará....


lunes, 17 de enero de 2005

Justicia Para Los Responsables de la Quema de la Embajada de España

El diario El Periódico en su editorial del día de hoy demanda el esclarecimiento de la tragedia que ocurrió en la embajada de España hace casi 25 años. La posición de El Periódico refleja el sentir del mundo civilizado que no alcanza a comprender porqué un incidente de tanta gravedad aún no ha sido dilucidado.
El editorial en cuestión no podía contrastar más con la columna de Jorge Palmieri, quien en la misma edición de nuevo abusa de su responsabilidad de comunicador social para atacar a diestra y siniestra a aquellos que con muy buenos argumentos cuestionan sus motivos para defender al siniestro régimen luquista. De más está decir que los vituperios de Palmieri en contra de la Premio Nobel Rigoberta Menchú y contra sus colegas y detractores caerán en oídos sordos. Quizás el único apoyo que reciba Palmieri en éste caso será de los que tienen algo que perder cuando la verdadera historia salga a relucir. Por demás está decir que es inconcebible como gente que se dice ser ilustrada se ponga a defender a un régimen contra el cual existe amplia evidencia de genocidio.
El mayor problema de los ex-funcionarios luquistas como Palmieri es la completa falta de credibilidad con la que cuentan. Sus antecedentes, acciones y omisiones no permiten darles el beneficio de la duda. Aún cuando su versión de los hechos fuera cercana a la realidad, el mundo no puede dejar de lado el que los que hoy defienden a Lucas fueron cómplices activos o pasivos de su campaña de genocidio.

domingo, 16 de enero de 2005

Bienvenidos

Bienvenidos a Hunapú & Ixbalanqué, nuestro blog sobre Guatemala. Somos un grupo de guatemaltecos que queremos contribuír a la diseminación de ideas y actitudes progresistas por medio de la discusión abierta y el diálogo. También queremos utilizar este medio para denunciar hechos u omisiones que riñan con la legalidad, el espíritu democrático o el estado de derecho.

Con la llegada de la internet, muchas de las limitaciones que existían para la verdadera libertad de expresión han desaparecido. De ahí que por medio de éste blog trataremos de discutir los temas que otros no cubren o cubren a medias.

Estamos conscientes que para poder diseminar ideas progresistas, y/o denunciar actividades ilegales será necesario debatir y luchar en contra de los que promueven y/o defienden esas ideas. No pretenderemos ser los dueños de la verdad, simplemente creemos tener la habilidad inherentemente humana de poder diferenciar entre el bien y el mal. También creemos que los que queremos ser buenos somos más. No tenemos ninguna bandera ideológica, y daremos cabida a todos aquellos que quieran expresar sus puntos de vista políticos. Con los que sí no tedremos mucha paciencia será con los militantes extremistas de cualquier tendencia. En cualquiera de los casos, nuestros puntos de vista estarán respaldados por la mayor cantidad de evidencia documental que sea posible.

De la misma manera que Hunapú & Ixbalanqué lucharon contra sus enemigos utilizando el intelecto más que la fuerza, en éste blog denunciaremos a los señores de Xibalbá cada vez que éstos quieran hacer de las suyas. Los señores de Xibalbá se encuentran diseminados en todas las esferas de poder y han sido los causantes históricos de la situación de atraso que vive nuestro país. Los xibalbaítas más poderosos se localizan en los tres organismos del estado, el ejército, la prensa, las cúpulas económicas y las universidades. Aunque existen muchos tipos y grados de xibalbaísmo, por simplicidad definiremos a los señores de Xibalbá como aquellos cuyas acciones, omisiones, y actitudes han sido o son nocivas para el bienestar general (es necesario indicar que también existe gente de buena fé que simplemente no sabe que trabaja para Xibalbá).

Exhortamos a todos los guatemaltecos conscientes que se unan al debate y que también utilizen éste espacio para hacer denuncias. Independientemente de quiénes puedan ser el o los xibalbaítas del día, aquí en Hunapú & Ixbalanqué los estaremos combatiendo con nuestras cerbatanas virtuales.


H&I