martes, 18 de enero de 2005

Los Muchos Angulos de La Minería en Guatemala (I)


Antecedentes:
Debido a que Guatemala a travez de su historia ha sido un país predominantemente agrícola - con una muy pequeña capacidad industrial- , la posibilidad de explotar los recursos minerales no ha sido verdaderamente una opción en la mente de los guatemaltecos.

Con todas las ventajas competitivas que le trae a Guatemala permanecer un país predominante agrícola, también es cierto que las economías de los países deben diversificarse y adaptarse al siempre cambiante clima económico mundial. De ahí que creamos que Guatemala como cualquier otro país en sus circunstancias está en su genuino derecho de explotar sus recursos naturales en cualquiera de sus formas. Sin embargo, creemos que también deben de existir requerimientos ambientales, legales y económicos que ayuden a justificar los proyectos .

En cuanto a la minería, relativamente pocos guatemaltecos tienen una idea concreta del tremendo potencial que ésta actividad económica tendría en nuestro país. Nuestras montañas están llenas de metales preciosos, compuestos férricos y una gran cantidad de substancias raras que podrían convertir a nuestro país en una importante exportador de productos minerales. Desgraciadamente, Guatemala aún no posee el mínimo de recursos humanos y económicos que podrían hacer de la minería una actividad económica viable. Tampoco posee una legislación ambiental que pueda evitar el que Guatemala se convierta en otro Bangladesh.

Continuará....


1 comentario:

Anónimo dijo...

Quintus:

De que Guatemala no cuenta con personal técnico no hay lugar a dudas. Hace como 3 ó 4 años traté de evaluar la posibilidad de abrir una firma consultora en Guatemala que se dedicara al diseño y construcción de plantas de tratamiento de agua. Pensaba que la gran necesidad de agua potable en prácticamente todo el país haría de mi prospecto un buen negocio. No sólo me pude dar cuenta que no existe mucho personal técnico de donde echar mano, sino que existe mucha gente que de verdad cree que no se necesitan ingenieros si se cuenta con maestros de obra. Con mis planes de promocionar plantas de tratamiento de aguas servidas también me dí cuenta que incluso los que se dicen estar a favor de la preservación del medio ambiente ya no lo están tanto si ésto les va a costar dinero. Es muy posible que el cinismo y pesimismo con los que me encontré hayan tenido que ver con la presidencia de Portillo. Pero si la gente que toma las decisiones no es capaz de entender la necesidad de una planta de tratamiento de agua potable, mucho menos va a ser capaz de entender el peligro de contaminación ambiental que la minería trae.