martes, 18 de enero de 2005

Los Muchos Angulos de La Minería en Guatemala (III)

Historia de un mal negocio:

De acuerdo a la compañía minera que ejecuta el proyecto Marlin (Glamis Gold), el área en cuestión tiene excelentes concentraciones de Oro (Au) y Plata (Ag) que reducirían aún más los costos de explotación. Glamis espera producir en 10 años 190,000 oz Au y una cantidad mayor aún de Ag que conjuntamente equivaldrían a 2,250,000 oz Au. Nos dice Glamis que el costo total de producción por onza de Au sería $103. Al tomarse la "molestia" de explotar la plata, el costo de producción por oz equivalente de Au subiría a $133. Utilizando el ultraconservador precio de $300/oz Au al que accedió el Estado de Guatemala, las utilidades netas de Glamis serían $376 Millones. Al estado de Guatemala le debería de quedar la simbólica cantidad de $3.76 millones. Sin embargo, Glamis no fué la compañía que recibió la concesión original sino Francisco Gold Co.. Cuando Glamis adquirió Francisco Gold en 2002, también adquirió la proyectada producción en Marlin por un precio de $75/oz Au, para un total de $169 millones, por prácticamente no hacer nada. El pago de Glamis Gold Ltd a Francisco Gold Co. técnicamente constituye un costo de producción, de ahí que Glamis pueda fácilmente decir que el costo de producción es ahora $208/oz Au. Glamis estaría entonces reduciendo sus utilidades a $92/oz Au para un nada despreciable $207 millones. Naturalmente la cuota del Estado de Guatemala se estaría recalculando a $2.07 millones.

En el peor de los casos, las compañías mineras se estarían llevando $207 millones y $150 millones respectivamente, mientras que el Estado de Guatemala tendrá que conformarse con $2.07 millones independientemente de los precios del mercado. Pero la cosa no termina allí, si se utilizan precios más realistas de mercado, por ejemplo el precio estimado para Abril del 2005: $428.50/oz Au, se tiene entonces que las compañías mineras se llevarían $665 millones (Q5,400 millones) mientras que el Estado de Guatemala lo más probable es que se quede aún con sus ¡$2.07 millones! ¡Tamaño negocio en el que nos metimos! Obviamente un contrato lesivo a los intereses del estado.

Como si la cosa no apestara lo suficiente, el presente gobierno empezó siguiendo el criminal ejemplo de sus antecesores al dejar de lado las negociaciones con las comunidades que manda la ley. Afortunadamente, el Presidente Berger recapacitó tarde pero todavía a tiempo. También debe aprovechar la oportunidad para impulsar cambios inmediatos a las leyes y declarar lesividades donde aplique.

Fotografía: mimundo.org

1 comentario:

Quintus dijo...

Adelanto Informativo 28 de marzo del 2006:
El presidente Berger no recapacitó, sólamente hizo como que hacía. Peor aún, ha provado ser un incompetente de marca mayor que me hace avergonzarme de ser guatemalteco.
El precio del oro cerró ayer a $ 566.80. ¡Hagan sus cuentas señores y señoras!